Inicio Locales Universidad del Quindío fortalecerá su planta administrativa

Universidad del Quindío fortalecerá su planta administrativa

Compartir
Foto: Universidad del Quindío

El Consejo Superior de la Universidad del Quindío aprobó este martes 14 de junio, el proyecto de Modernización, Formalización y Reorganización de la Planta Administrativa de la Institución, cuyo propósito impactará de manera positiva a los miembros de la comunidad universitaria, así como a todas las familias que dependen económicamente de estos.

Con 7 votos a favor y una abstención, el proyecto alcanzó contundentemente su aprobación y podrá entrar en vigencia a partir del próximo 1 de julio de 2022 y se extenderá hasta el 28 de febrero de 2023, durante un periodo de ocho meses que el Superior otorgó como plazo para que se dé cumplimiento a la implementación en su totalidad.

Publicidad Externa

Una vez se cristalizó el proyecto y se dio por terminada la quinta sesión dedicada por la máxima instancia universitaria para dicho fin, el rector José Fernando Echeverry Murillo acudió a comunicar la decisión tomada por los consejeros ante la comunidad administrativa, quienes, desde tempranas horas de la tarde, se encontraban a las afueras del recinto expresando su decidido apoyo a esta iniciativa y, a la vez, se tornaban expectantes por conocer el juicio definitivo.

De acuerdo con Echeverry Murillo, “este proyecto impacta positivamente tanto a los funcionarios de nuestra alma mater como a sus familias. Además, nos permite actualizar una estructura que data de 1984 y que limitaba la labor que respalda los procesos de docencia, investigación y extensión”.

De igual manera, explicó las cuatro fases que componen el proyecto: La primera corresponde a un incremento salarial que cobija a más del 85% de los funcionarios, excluyendo al rector, 3 vicerrectores, 7 decanos y 32 directores de programa; los restantes gozarán de dicho aumento en sus ingresos.

La segunda etapa concierne a los derechos de carrera. En esta fase se analizará la hoja de vida y demás documentación de los funcionarios para incorporarlos a la nómina de la institución, donde, según requisitos y perfiles, cumplan y tengan esa adopción.

La tercera instancia atañe a los funcionarios en provisionalidad. Aquí, por orden expresa del Consejo Superior, se realizará un exhaustivo análisis para hacer una mejora en quienes, de acuerdo a su formación y competencias, puedan ser ubicados de manera distinta en la escala salarial.

La cuarta paso incumbe la formalización, es decir, la incorporación a la nómina definitiva de los funcionarios que actualmente son contratistas, tanto por Orden de Prestación de Servicios, como por contrato de trabajo.

El rector uniquindiano expresó, igualmente, su satisfacción por este importante resultado que honra más de 11 meses trabajo conjunto y de socializaciones con la comunidad, para dar aprobación a esta propuesta que, según lo manifestó, “respalda el espíritu de los procesos de alta calidad y mejoramiento continuo que caracterizan a esta Universidad Pertinente Creativa Integradora”.

Fuente. Universidad del Quindío