Inicio Colombia Las autoridades ambientales en el Huila están en alerta ante el tráfico...

Las autoridades ambientales en el Huila están en alerta ante el tráfico de primates

Compartir
Durante el 2022 se han rescatado a 12 ejemplares de primates: siete monos churucos, tres nonos titi y dos monos maicero, todos ellos víctimas del tráfico ilegal de fauna.
Durante el 2022 se han rescatado a 12 ejemplares de primates: siete monos churucos, tres nonos titi y dos monos maicero, todos ellos víctimas del tráfico ilegal de fauna.
Publicidad Externa

La autoridad ambiental del Huila, alertó sobre las principales amenazas que viven los primates: el tráfico ilegal de fauna silvestre y la deforestación, que provoca la escasez de los frutos que consumen y sus espacios de hábitat.


De acuerdo con la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, CAM, durante el 2022 se han rescatado a 12 ejemplares de primates: siete monos churucos, tres nonos titi y dos monos maicero, todos ellos víctimas del tráfico ilegal de fauna.

Publicidad Externa

Mario Suárez, veterinario del equipo de Fauna Silvestre de la CAM resaltó que en el Huila, esta especie es afectada principalmente, puesto que algunas personas gustan de tener estos animales como mascotas en sus casas o fincas, “desconociendo que para cazarlos antes matan a las madres dado que las crías, las preferidas por los traficantes, se adhieren al dorso de su madre para no ser capturados”.

Uno de los últimos casos ocurrió en el municipio de Acevedo, en Huila, en donde un menor de edad rescató a un mono lanudo quien fue apartado de su hábitat para luego ser vendido ilegalmente como mascota.

En su informe preliminar, la CAM señaló que la especie presentaba varias lesiones en su cuerpo y registraba una desnutrición avanzada, por lo que era necesario su protección inmediata.

No obstante, no todos los animales logran escapar y ser auxiliados a tiempo, muchos de ellos mueren por causa de las lesiones que dejan los golpes y las cadenas usadas en el cautiverio.

“Lamentablemente el tráfico de primates en Colombia es muy común; después de las tortugas terrestres y acuáticas, así como los loros, en el Huila el tercer grupo afectado son los primates” explicó Suárez.

Asimismo, Suárez menciona que el mono churuco es una de las especies más traficadas, seguida del Mono Maicero y posterior los Titis Ardilla, una especie de Caquetá y Putumayo.

Finalmente, es importante mencionar el riesgo que conlleva el tener esta especie en los hogares, puesto que los humanos y animales domésticos pueden contraer enfermedades como tuberculosis, fiebre amarilla, hepatitis b, rabia, leptospirosis, sarna, toxoplasmosis y diversos parásitos gastrointestinales, entre otros.

 

 

Publicidad Externa