Inicio General Intentan linchar a padres por muerte de niño

Intentan linchar a padres por muerte de niño

Compartir

En dos días se conocerá el dictamen de Medicina Legal en torno a las causas de la muerte de un niño de 2 años, que fue llevado por su madre, sin signos vitales, a la clínica Las Américas, procedente de una vivienda del barrio Cristo Rey, sur de Medellín.


El comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, general Óscar Gómez Heredia, informó que las autoridades judiciales que realizaron el levantamiento del cadáver dejaron consignada en el acta que se trata de una muerte por establecer las causas.

Agregó que en Medicina Legal la investigación dura unas 48 horas y solo en ese momento se determina qué sucedió y, dependiendo de esos resultados, se pueden expedir las respectivas órdenes de captura.

El niño residía en la calle 5 Sur con la carrera 51A, barrio Cristo Rey, sector de Guayabal, sur de Medellín, donde según el general Gómez, los vecinos indicaron que constantemente escuchaban llorar a un niño en esa vivienda.

El secretario de seguridad de Medellín, Andrés Felipe Tobón, especificó que aunque falta el dictamen de Medicina Legal, los primeros indicios apuntan a que puede tratarse de un homicidio.

“El médico de urgencias que atendió el caso indicó que al parecer no se trata de una muerte natural, como lo indicó inicialmente la madre, y por eso se ordenó la realización del levantamiento por parte de las autoridades judiciales y la respectiva necropsia en Medicina Legal”.

Indicó el funcionario que la madre tiene unos 22 años y vivía con un joven que era el padrastro del pequeño.

Agregó que los patrulleros de la sección de Infancia y Adolescencia que escucharon las primeras versiones de la madre y el hombre, las encontraron incoherentes, por lo que también esto generó sospechas.

“Hasta que Medicina Legal no dé a conocer el dictamen, no nos pronunciaremos sobre el hecho”, concluyó Tobón.

Una tía materna del niño, quien pidió el anonimato, relató que su sobrino no tenía afecciones graves y solo en los últimos días le había dado gripa. “Yo vivo en Santa Mónica con mis padres. Mi papá le ayudaba a mi hermana para poder sostener al niño, que al parecer, cuando lo llevaron a la clínica presentaba múltiples golpes”, comentó la mujer.

Después de conocerse la muerte del pequeño, los alrededores de la vivienda donde residía se llenaron de curiosos.

Hacia las 4.30 p.m. la madre, el padrastro y la mamá de este retornaron a la casa, donde fueron sorprendidos por numerosas personas que intentaron lincharlos y le lanzaron piedras a la vivienda, por lo que fue necesario el envío de patrulleros del Escuadrón Móvil Antidisturbios, que los sacaron de allí en una tanqueta.

 

Fuente:elcolombiano.com