Inicio Nacionales Claudia López rechazó pancarta que pide la muerte de Alvaro Úribe en...

Claudia López rechazó pancarta que pide la muerte de Alvaro Úribe en medio de la minga

Compartir

El letrero, una manifestación más de los oportunismos que pretenden sacar réditos de la legítima expresión de protesta de la minga indígena del suroccidente colombiano, se pudo leer este domingo en un puente peatonal sobre la Autopista Sur, por donde arribó la manifestación de aborígenes a la capital.


El primero en responder fue el directamente aludido, el expresidente Álvaro Uribe, que entendió la pancarta como un ejemplo de “los argumentos de quienes preparan los nuevos actos de vandalismo”.

En un acto inesperado, el senador Gustavo Bolívar, acérrimo contradictor de Uribe, comoquiera que es alfil de Gustavo Petro, uno de los más fuertes contradictores políticos e ideológicos del expresidente, fue el que rechazó la pancarta.

Pero Bolívar criticó a su jefe político, que compartió la foto de la pancarta, lo que lo convirtió de nuevo en blanco de críticas. Bolívar dijo en su cuenta de Twitter que “se cometen ligerezas al dar RT a tuits como este, difícil de leer a primera vista, pero no estamos de acuerdo con la muerte de Uribe”.

La alcaldesa Claudia López también se manifestó en Twitter y dijo que rechazaba este tipo de mensajes y advirtió de posibles infiltraciones. “Que no venga nadie a infiltrar con mensajes de violencia y muerte la movilización pacífica de la minga.  La vida y movilización de todos se respeta”.

Así despuntaba el país político este lunes, día en que, después de llegar a Bogotá, la minga indígena comenzó a desplazarse a la Plaza de Bolívar, en el centro de la capital, para presionar la consecución de uno de sus objetivos principales: reunirse con el presidente Iván Duque.

Desde que salieron de Cali, también con el propósito de sumarse a las manifestaciones que se harán en Bogotá como parte del Paro Nacional, este miércoles, los aborígenes se metieron en el debate nacional, principalmente entre quienes están a favor y en contra de su desplazamiento hacia la capital.

El hecho reavivó asimismo las profundas diferencias que vienen teniendo la administración distrital con el Gobierno de Duque en el manejo de diferentes temas, y cuyo distanciamiento quedó de manifiesto con la manera como la alcaldesa y el presidente decidieron enfrentar la pandemia del coronavirus.

Ahora el foco de las discrepancias entre las dos administraciones es el manejo de la minga indígena en la capital, pero el tema vuelve a tener un denominador común: el coronavirus, por el riesgo que implica para los bogotanos el arribo de miles de indígenas que no aplican los protocolos establecidos por el Gobierno Nacional para contener el mal.

Precisamente, el cambio de discurso en este sentido le ha valido duras críticas a la alcaldesa López, a quien le señalan que al principio de la pandemia veía como algo negativo las protestas y hasta el día sin IVA, pero ahora observa con buenos ojos la minga indígena.

PULZO


Publicidad