Inicio General Desmovilización de FARC puede costar 1.130 millones dólares

Desmovilización de FARC puede costar 1.130 millones dólares

Compartir
farc-habana2

Un eventual proceso de desmovilización y reintegración a la vida civil de miembros de las FARC, que mantienen un diálogo de paz con el Gobierno colombiano, puede costar al Estado entre 1,8 y 2,7 billones de pesos (entre 754 y 1.130 millones de dólares), según un informe publicado por la Contraloría General.


Según un comunicado, dicho cálculo, basado en experiencias aplicadas por Colombia desde 2006 con exparamilitares y exguerrilleros, es una estimación del coste que puede tener ese proceso dentro de la política pública de desarme, desmovilización y reintegración.

Entre sus conclusiones, el tribunal de cuentas destaca que la inversión promedio realizada por el Estado en los casos analizados fue de 66,7 millones de pesos por persona (casi 28.000 dólares), a precios constantes de 2013.

Una vez analizados los casos anteriores, dedujeron que es necesario un largo proceso de intervención y se observó que existe una alta permanencia en el proceso de reintegración, un período que es inclusive superior a los 8,5 años, advierte el estudio de la Contraloría.

El informe de la contraloría también concluye que es necesaria una intervención integral del Estado que garantice la recuperación de los vínculos con su entorno, generación de capacidades y oportunidades para incorporarse a la actividad económica y desarrollar conocimientos sobre sus deberes y derechos frente al resto de la sociedad.

Asimismo, hicieron hincapié en la necesidad de prestar especial atención a los niños, niñas y adolescentes desmovilizados al ser un colectivo con “mayor grado de vulnerabilidad”.

Actualmente se estima que la guerrilla de las FARC cuenta con unos 8.000 integrantes.

En los poco más de dos años que llevan negociando en Cuba, el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia han alcanzado preacuerdos sobre tres de los cinco puntos para firmar la paz, referidos a la propiedad de la tierra, participación política y drogas ilícitas.

Las partes volverán a La Habana el 2 de febrero, cuando retomarán, el cuarto apartado, sobre el reconocimiento y reparación de las víctimas, y abrirán el último, del cese el fuego bilateral y dejación de armas por parte de la guerrilla.

EFE