Inicio Nacional Farc reconoce abortos forzados, reclutamiento y abuso sexual de menores

Farc reconoce abortos forzados, reclutamiento y abuso sexual de menores

Compartir

En las últimas semanas el ex líder guerrillero Rodrigo Londoño Echeverry, negó ante la JEP que las farc reclutaron niños para la guerra. Sin embargo, este lunes se dio a conocer la declaración donde el antiguo Secretariado de las FARC-EP aceptó graves delitos como el secuestro.


Rodrigo Londoño, en diálogo con la W radio, manifestó que conoció casos de abusos sexuales, aborto forzado y reclutamiento de menores dentro del grupo guerrillero que, aunque fueron una realidad, no hacían parte de la política de las FARC.

Frente a esto, se levantó la opinión de diferentes víctimas como Jaime Felipe Lozada, quien fue secuestrado por las Farc y que afirmó que sí se trata de un modus operandi sistemático. La víctima señaló que espera que digan toda la verdad.

En la declaración el secretariado afirmó que sentía vergüenza frente a los delitos cometidos: “Hoy, después de haber silenciado para siempre nuestros fusiles; en el sosiego de la vida civil que nos ha permitido la reflexión profunda sobre la guerra en la que participamos y fuimos protagonistas por más de 50 años, queremos decirles que el secuestro fue un gravísimo error del que no podemos sino arrepentirnos”.

De igual manera expresaron su compromiso para rendir cuentas ante la justicia y revelar todo lo que sea necesario. “Solo podemos reiterar nuestro compromiso y voluntad en rendir cuentas ante la justicia; dar las explicaciones de los por qué y los cómo y comprometernos ante la sociedad colombiana, que hoy más que nunca reclama justicia y verdad por tanta violencia, invertir cada día del resto de nuestras vidas a recomponer el mapa de los desaparecidos y a buscar sus restos para entregarlos a sus seres queridos, a luchar por la paz, a contribuir a desmontar todas las violencias, incluyendo la estatal, que aún subsisten y por un futuro en el que nadie, nunca más, sea secuestrado. Porque ya sabemos que no hay razón, ni justificación para arrebatarle la libertad a ninguna persona”.