Inicio Locales Viviendas de Buenos Aires Bajo, en constante riesgo de deslizamientos

Viviendas de Buenos Aires Bajo, en constante riesgo de deslizamientos

Compartir

El aguacero que cayó en la madrugada del 25 de diciembre dejó estragos en diferentes zonas de la ciudad, entre ellas el barrio Buenos Aires Bajo donde hubo un deslizamiento de tierra que provocó un colapso estructural de una vivienda sin ocupantes.


Ante esto, los bomberos, miembros de la Unidad de Atención y Emergencias y la secretaría de Gobierno intentaron inspeccionar el deslizamiento desde la parte alta del talud pero no tuvieron acceso a la zona debido a que la administración del condominio Ibérica no estaba presente.

“Yo no estaba y el personal de vigilancia vela por la seguridad de todos los residentes, no pueden dejar entrar personas sin permisos y sin autorización. Además, no explicaron ni sabíamos la magnitud del problema hasta que yo llegué y fuí a inspeccionar. Inmediatamente llamamos a la aseguradora, a un ingeniero y Bomberos pero ellos ya no quisieron volver y les insistimos”, Cristina Muriel, administradora del condominio Ibérica.

Respecto a esa situación, después del medio día de hoy 25 de diciembre, Cristina en compañía de Carlos Andrés Leal, encargado de mantenimiento del condominio, taparon la zona con un plástico para evitar más deslizamientos, teniendo en cuenta el fuerte aguacero que se presentó en la tarde de hoy.

El lugar donde se presentó el deslizamiento es una zona de alto riesgo y se ha convertido en un problema general, pues las invasiones provocan que el terreno se vuelva cada vez más débil.

“Hemos hecho socialización con el Presidente de la junta del Barrio, para que respeten los terrenos y no invadan más, además saben que es una zona de alto riesgo y sin embargo insisten en construir sus casas allí”, enfatizó la administradora del condominio.

Respecto a las personas que habitan esas invasiones, dice Cristina, “nosotros hemos tratado de conciliar mucho con estas personas, hay una señora que nos ha amenazado con machete, se quiere adueñar de un pedazo, nos tumba la cerca, nos corta el alambre… Nosotros hemos sembrado árboles y pasto para amarrar la tierra pero no ayuda que ellos quieran invadir la propiedad”.

Respecto a esa situación, la policía se ha acercado varias veces al lugar pero no han solucionado nada, pues las personas siguen sacando terreno para construir y eso desestabiliza cada vez más el talud.

En cuanto al deslizamiento que se presentó en la madrugada del 25 de diciembre y que tiene afectadas a ocho personas, hasta el momento de esta publicación no se han acercado los bomberos ni ninguna autoridad que se encargue de la situación.