Inicio Armenia Sector de la construcción celebra decisión del TAQ

Sector de la construcción celebra decisión del TAQ

Compartir

Este nuevo fallo podría significar una activación económica para la ciudad


Tras el fallo del Tribunal Administrativo del Quindío de revocar la decisión que daba nulidad a los artículos del Plan de Ordenamiento Territorial de Armenia que estipulan un retiro de 15 metros a lado y lado de quebradas, arroyos y cuerpos de agua, la Cámara Colombiana de Construcción, Camacol Quindío aplaudió la conclusión.

Para Milena Arango, gerente de la entidad, este fallo podría significar la reactivación económica de la ciudad en el sector de la construcción.

“Como gremio la tomamos con mucha felicidad y con mucha esperanza dada que la actividad edificadora ha venido resentida desde el año pasado”, manifestó.

En vista de que existía una inestabilidad jurídica respecto al terreno para la construcción, varios inversionistas pensaron en aplazar la toma de decisiones para generar proyectos ya que, según la gerente de la entidad, en la capital quindiana no existen lotes disponibles que permita tomar una distancia de 30 metros a los cuerpos de agua.

“Hay que tener en cuenta que es un retiro más el retiro por modelo de ocupación que son 12 metros. Es decir, si tomamos el retiro actual serían quince metros más los doce metros por modelo de ocupación.”

“Hay un error en la interpretación normativa”

Andrés Mauricio Quiceno, el demandante, respetó la decisión tomada por el magistrado Luis Carlos Alzáte, sin embargo, cree que hay un error interpretativo en la normatividad.

“Hay un error en la interpretación normativa, el Concejo de Estado en dos sentencias ya ha señalado que esos 30 metros son un margen mínimo de protección del área forestal, del bosque alrededor del río que es una finalidad proteger esas fuentes de agua. Pero el TAQ considera que no hay una protección legal, pues aunque existe el decreto reglamentario, no resulta aplicable.”, explicó.

Para Quiceno, la decisión de la rama judicial podría poner en riesgo nuevamente los recursos hídricos de la ciudad, pues señaló que es evidente el crecimiento del sector de la construcción.

“Nos van a poner en un escenario donde vamos a tener una construcción casi sobre los cuerpos de agua y esto puede tener dos efectos, un efecto ambiental en el recurso hídrico en el departamento y en el mancipo de Armenia que cada vez se queda más corta ante la llegada de nuevos habitantes pero también una posibilidad  de un desastre futuro porque si construimos muy cerca de las fuentes hídricas podemos terminar con desastres como el de Mocoa”, manifestó.

Sobre los riesgos, la gerente Milena Arango explicó que hay que tener en cuenta la topografía y tipología del territorio. De acuerdo a Arango, Armenia tiene quebradas “encañonadas” por lo que no representa un peligro o un riesgo de desborde.

“Los afluentes son muy pequeños de 30 centímetros, ni siquiera llega a los 50 centímetros de ancho y es imposible que genere un riesgo para la población.”, agregó.

No obstante, el demandante Andrés Mauricio Quiceno no se quedará con esta decisión. En los próximos días espera instaurar una acción de tutela ante el Concejo de Estado en contra de la providencia judicial para intentar argumentar el error interpretativo del Tribunal Administrativo del Quindío y sea el Consejo de Estado quien decida.