Inicio Locales Por la pandemia, hoy en miércoles de ceniza, la cruz no se...

Por la pandemia, hoy en miércoles de ceniza, la cruz no se pondrá en la frente

Compartir

El Obispo de la Diócesis de Armenia, Monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez, anunció las medidas que se tomarán para la celebración de este 17 de febrero, miércoles de ceniza, donde se da inicio a la Cuaresma.


El líder religioso señaló que debido a la pandemia y por medidas de bioseguridad, la cruz de ceniza, que normalmente es puesta en la frente de los fieles, se roseará sobre la cabeza de los mismos. De igual manera, los sacerdotes pronunciarán una sola vez para todos los penitentes del templo la tradicional expresión: “conviértete y cree en el evangelio o polvo eres y en polvo te convertirás”.

“Aquí tenemos que pensar en que hay que seguir promoviendo todos los elementos de autocuidado, el uso del tapabocas, el distanciamiento social, el uso de gel antibacterial y el lavado de las manos; pensando así en nuestra vida y en la vida de nuestros semejantes”, explicó.

Frente a esta decisión, el obispo señaló que muchos laicos podrán no estar de acuerdo con esta acción. Sin embargo recordó que es un acto de fe. “En nada afecta la fe de nuestros fieles, en nada se lastima la fe de nuestros diles, además recuerden que este no es un sacramento sino un sacramental que expresa el paso de Dios por nuestra historia personal. Es un rito externo que evidencia nuestro deseo de cambio y conversión”, explicó

Por otro lado, recordó la tradición del miércoles de ceniza y el viernes de cuaresma donde se hace un ayuno; y así mismo, la abstinencia de carne que tiene como principal objetivo compartir con los más necesitados. “ojalá que muchos de ustedes al abstenerse de comer carne puedan ahorrar ese dinero para compartirlo al final de la cuaresma con los más necesitados”

Es importante recordar que la celebración de la Cuaresma es una importante tradición para el pueblo católico en la que viven un periodo de 40 días para vivir el misterio pascual de Cristo, es decir la celebración de Semana Santa, que recuerda la muerte y resurrección del Salvador.