Inicio Locales Licencia de funcionamiento de la I.E. Rafael Pombo en revisión por dificultades...

Licencia de funcionamiento de la I.E. Rafael Pombo en revisión por dificultades en infraestructura

Compartir
Institución Educativa Rafael Pombo

Padres de familia y representantes académicos se han mostrado molestos ante las condiciones de infraestructura que presenta la Institución Educativa Rafael Pombo, un colegio de carácter privado que, tras varias quejas al administrador, Felix David Orduz, no han sido resueltas.


Según algunos miembros del plantel educativo, los estudiantes desde grado preescolar no cuentan con un espacio abierto para recreación y deporte, los pupitres están en mal estado, no hay enfermería y algunas paredes de la escuela están deterioradas pese a que cada acudiente de los alumnos inscritos paga una mensualidad que oscila entre los $130.000 hasta los $200.000 pesos.

“Eso nos tiene bastante preocupados porque imagínate que la hora de descanso es para su rato de diversión, de correr, de saltar y ellos contaban con un buen patio al frente del colegio, pero debido a la falta de pago se cerró, ahora los niños hacen su descanso adentro del salón de clases. Esto nos entristece a los padres porque es un colegio privado que se está pagando la mensualidad y mira, no tienen un espacio donde recreacionarse.”, comentó Leidy Ordoñez, madre de uno de los estudiantes de la institución.

En vista de la situación, desde la secretaria de Educación municipal, se lanzó una alerta al colegio en la cual afirman hacerle seguimiento y revisión a la licencia de funcionamiento para el 2020 debido al incumplimiento a los planes de mejoramiento asignados por la dependencia.

El día de ayer, se continuó con el seguimiento en el que parcialmente se concertó retomar la asignatura de educación física a partir de clases teóricas y con juegos de mesa dentro de los salones de clase, ya que el parque en el que inicialmente hacían su recreación fue cerrado por falta de pago, tema que según explicó la madre de familia, está fuera del alcance de la autoridad municipal.

“La rectora siempre nos dice que quien tiene alquilado el colegio está solucionando y hasta el día de hoy el señor David no ha dado la cara a ningún padre de familia (…) Las garantías quedan en el aire, pero no nos dan nada concreto, el lunes tenemos reunión a las ocho de la mañana y si el representante no va, va el abogado.”

Tanto los padres como la Secretaría de Educación están a la espera de que en los próximos días haya novedades positivas en beneficio de la comunidad estudiantil, de lo contrario, más de 200 estudiantes podrían verse perjudicados con el cierre de la escuela.

Por el momento se garantiza la normalidad de las clases hasta fin de año, pero se suspende la inscripción de nuevos estudiantes mientras se define la situación jurídica de la institución educativa.