Inicio Judicial Capturados los dos responsables de asesinar a un líder social en Tumaco

Capturados los dos responsables de asesinar a un líder social en Tumaco

Compartir


El 28 de diciembre del 2020 fue asesinado el líder social Ómar Moreno Ibagué por dos hombres señalados de pertenecer a las disidencias de las Farc, en el sector La Guayacana del municipio de Tumaco, Nariño.


Los hombres, Jhon Jarwin Casierra Cuero, alias “el Abuelo” y Jefferson Humberto Arciniegas Palma, alias “el Gordo”, pertenecientes a las disidencias de las Farc conocidas como Óliver Sinisterra, fueron capturados en Cali (Valle) y Tumaco, respectivamente, por unidades del CTI de la Fiscalía, la Policía Nacional y el Ejército Nacional.

En audiencias realizadas a los dos hombres, la Fiscalía General de la Nación logró que un juez de garantías impusiera medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.


Alias “el Abuelo” respondería por los delitos de homicidio agravado, desaparición forzada agravada; fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, partes o municiones y concierto para delinquir agravado. Entretanto, a alias el Gordo solo se le endilgó este último punible.

Las acciones investigativas evidenciarían que la víctima, quien era miembro del Sindicato de Trabajadores Agrícolas Independientes del Meta (Sintragrim) y la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro), además de pertenecer a la Unión Patriótica, fue ultimada y desaparecida por varios hombres armados que se movilizaban en motocicletas.

Los hechos
Los atacantes habrían interceptado sobre el km 92 vereda La María, el transporte intermunicipal en el que viajaba el líder social desde el corregimiento de Llorente con destino a Pasto (Nariño), y lo sacaron del vehículo por la fuerza. Posteriormente, lo trasladaron a una casa sobre la vía donde al parecer lo amarraron y torturaron.

Esta acción criminal aparentemente fue grabada por los presuntos responsables y difundida en el sector como instrumento de intimidación.

A través de testimonios, reconocimientos fotográficos e interceptación de comunicaciones se infiere la posible pertenencia de los investigados al grupo disidente, así como su participación en el crimen de líder social.