Inicio Locales Gobierno Nacional presentó Plan de Conservación de la Palma de Cera del...

Gobierno Nacional presentó Plan de Conservación de la Palma de Cera del Quindío.

Compartir
cocora palmas

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Universidad Nacional de Colombia, presentaron el Plan de Conservación, Manejo y Uso sostenible de la Palma de Cera del Quindío, árbol nacional de Colombia.


Es la palma más alta del mundo, alcanza hasta 60 metros de altura, y llega a vivir hasta 200 años; sin embargo, una gran parte de los individuos existentes en el país están entre los 80 o 90 años. Las poblaciones más importantes del país se encuentran en la Cordillera Central, principalmente en el Municipio de Roncesvalles (Tolima) y Salento (Quindío), y en la Cuenca Alta Río Toche (Tolima).

En estas zonas es donde están las poblaciones más abundantes de palma de cera en el mundo, y donde se va a establecer, de manera urgente, una figura de protección de nuestro emblema patrio“, aseguró Gloria Galeano, especialista en Palmas de la Universidad Nacional.

Pese a que el hábitat natural de la palma de cera disminuyó drásticamente en el pasado, todavía es posible garantizar su conservación, porque se cuenta con fragmentos de bosques donde las palmas de cera aún sobreviven y se están regenerando. Al lograr la conectividad y la conservación de estos fragmentos de bosque, se asegurará la conservación del Árbol Nacional Colombiano.

El Plan de Conservación de la Palma de Cera incluye tres metas principales. La primera, establece que las poblaciones de palma de cera del Quindío sean caracterizadas, protegidas y recuperadas. La segunda, busca que el árbol nacional y su importancia para el país estén posicionadas en el imaginario colectivo de los colombianos. La tercera, apunta a que las poblaciones de palma de cera se integren al desarrollo socio-económico de las diferentes regiones en donde crece.

Cada una de estas metas tiene 4 líneas de acción: investigación, conservación, políticas, educación y comunicación. En la primera meta, las líneas de acción que se destacan corresponden al trabajo de diagnóstico de la distribución y el estado de conservación de cada una de las poblaciones existentes; los estudios sobre la dinámica poblacional y biología reproductiva. Las líneas de acción de la segunda meta propenden por el desarrollo de materiales educativos (documentales, cartillas, internet), y campañas en medios para sensibilización de la sociedad.

En la meta 3, las líneas de acción buscan el desarrollo de programas de ecoturismo alrededor de la Palma, al tiempo que se busca cosechar y comercializar de manera sostenible las semillas de la palma de cera.

El trabajo es realizado por el Grupo de Investigación en Palmas Silvestres Neotropicales del Instituto de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia, en asocio con la Dirección de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el acompañamiento de la Corporación Autónoma Regional del Quindío