Inicio Armenia Desde este sábado templos católicos en Armenia estarán abiertos

Desde este sábado templos católicos en Armenia estarán abiertos

Compartir

A través de un comunicado especial, la Diócesis de Armenia anunció que implementará el plan piloto que fue autorizado por la administración municipal a través del Decreto 275 de 2020, el cual señala que todos los templos, capillas y santuarios pueden abrir sus puertas.


Aunque los centros religiosos cuentan con la autorización de la autoridad civil, la autoridad eclesial representada por Monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez, hablará con cada uno de los párrocos para corroborar la disponibilidad y aprestamiento de los respectivos protocolos de bioseguridad con el fin de garantizar la capacidad de cada reciento y así mismo la salud y bienestar de los fieles.

El comunicado también dio a conocer los protocolos que deberán ser implementados en los servicios religiosos.

  • Al salir de casa para ir a la iglesia la persona debe lavarse las manos antes de salir, llevar tapabocas y gel antibacterial personal.
  • La parroquia llevará control de los asistentes al templo, mediante inscripción a través del número o WhatsApp de su parroquia. Al llegar al templo, hacer se debe hacer uso de los elementos para desinfección del calzado y gel antibacterial, hacerse tomar la temperatura corporal y suministrar los datos que le sean solicitados.
  • Ubicarse únicamente en los sitios debidamente señalados en las bancas o reclinatorios para conservar la distancia entre los fieles. Evitar la intercomunicación con otras personas.
  • Al momento de dar la paz, solamente hacer una venia o reverencia. Para recibir la comunión, se ha dispuesto que el Sacerdote se acercará al puesto que ocupa el asistente. Quien va a comulgar se retirará el tapabocas, recibirá la Hostia, la llevará a su boca y la consumirá.
  • Durante la permanencia en el templo, la persona no podrá retirarse el tapabocas. En caso de requerir estornudar deberá hacerlo en la parte interior del codo.
  • Para salir del templo, el Sacerdote indicará la forma en la cual lo deben hacer los fieles. Conservando siempre la distancia entre ellos, sin aglomeraciones.

El Jerarca Católico autorizará a cada Sacerdote responsable de su comunidad para la reapertura y reiniciación de los actos y ritos religiosos.