Inicio Quindio Funerarias desaprueban modificaciones en la reapertura de sus servicios

Funerarias desaprueban modificaciones en la reapertura de sus servicios

Compartir

La secretaría de salud departamental del Quindío envió una misiva a los operadores del servicio de pompas fúnebres y actividades relacionadas donde modificaban la circular 305 del 14 de abril de 2020, referente a los servicios prestados.

Teniendo en cuenta las disposiciones tomadas por el gobierno nacional y territorial frente a las medidas de aislamiento preventivo obligatorio hasta el 1 de julio del presente año y la reactivación económica gradual de la mayoría de los sectores, se hace necesario actualizar las medidas frente a los servicios de pompas fúnebres y actividades relacionadas de la siguiente manera:



Las medidas anteriores se aplican únicamente para muertes por causas diferentes a las relacionadas con el virus COVID-19.

De igual forma, se deben implementar los protocolos de bioseguridad determinados por el gobierno nacional y deben acatarse los lineamientos establecidos por cada municipio.

Aunque todavía no se ha dado la reapertura del servicio funerario con las medidas anteriores, esto es motivo de preocupación para el coordinador de una reconocida funeraria de la ciudad, teniendo en cuenta que, a pesar del estricto cumplimiento con el protocolo de bioseguridad manejado por la funeraria, se corre un alto grado de peligro tanto para ellos como para las personas.

“No me parece que eso deba aperturarse todavia”, expresó el funcionario de dicha institución, ya que la funeraria cuenta con cuatro salas de velación en las, si se permite el ingreso mínimo de 10 personas, se presentaría aglomeración de aproximadamente 40 personas, sin contar aquellos que esperarían afuera. Esto sin tener en cuenta que las personas fallecidas en la mayoría de los casos provienen de clínicas u hospitales, lugares donde el riesgo de contagio del virus es mayor.

Respecto a lo anterior, es necesario esperar los lineamientos establecidos por el gobierno nacional y los municipios y seguir el estricto cumplimiento de las medidas de bioseguridad personales, dentro del hogar y en los establecimientos públicos, teniendo en cuenta que los casos positivos de COVID-19 van aumentando y más ahora con la reapertura gradual de muchos sectores económicos.