Inicio Quindio El 100% de los estudiantes Grancolombianos reciben sus clases a través de...

El 100% de los estudiantes Grancolombianos reciben sus clases a través de plataformas virtuales

Compartir

Sin ser ajenos a la crisis mundial, ocasionada por la propagación del Covid-19 en casi todos los rincones del planeta, la Universidad La Gran Colombia – Seccional Armenia, implementó diversas estrategias virtuales y mediadas por tecnologías, que han permitido dar continuidad a las actividades académicas propias del semestre y que se han convertido en un espacio para promover la interacción, el uso adecuado del tiempo en casa y la solidaridad entre todos, como familia Grancolombiana.


Estas medidas se están aplicando, respaldadas por la Directiva 004, emitida por el Ministerio de Educación Nacional, el día 22 de marzo, en la cual se autoriza a los programas presenciales para desarrollar las clases de manera virtual hasta el 30 de mayo o durante el periodo que dure la contingencia.

Todos estos procesos de formación a través de plataformas virtuales, se están desarrollando bajo los principios de flexibilidad, gradualidad, responsabilidad, auto-regulación y alta calidad.

Para el avance del cronograma presupuestado se definieron 3 fases de implementación relacionadas con la preparación y capacitación a docentes, el acompañamiento para entrar en funcionamiento y el seguimiento de la operación de este nuevo sistema a estudiantes y profesores.

En la actualidad, todos los profesores recibieron capacitación y asesoría sobre el manejo de plataformas virtuales, logrando pasar del 100% de presencialidad al 100% de virtualidad en todos los programas de pregrado y postgrado de la Universidad. Adicionamente, se han formado en pedagogías, didácticas y herramientas de evaluación mediadas por la tecnología.

Se ha creado una red de profesores-padrinos para los docentes y estudiantes que requieren apoyo tecnológico o que tienen alguna necesidad especial y a los estudiantes que no tienen computador en sus casas, se les han suministrado equipos de la institución, para evitar retrasos en su proceso de formación.

Directivas de la universidad destacaron que han logrado implementar con éxito el tránsito de las metodologías presenciales a las virtuales y que ahora la universidad avanza en nuevos retos que garanticen la calidad académica y la adecuada organización durante este periodo como es la implementación de nuevas estrategias para evitar la deserción.

Para esto, la Universidad ha fijado unos horarios de tutoría para las asignaturas con mayor dificultad académica, de tal modo que los estudiantes cuenten con espacios de consulta específica sobre los contenidos de las materias, adicionales a los tiempos propios de clase.

Así mismo, se creó una Red de Asesores Estudiantiles para dar soporte al asesor estudiantil principal con que cuenta cada Facultad. Estos asesores se encargan de canalizar las dificultades sociales, económicas, familiares, psicológicas o académicas que presenten los estudiantes, usando las respectivas herramientas del Programa Marcando Huellas. Desde Bienestar, se han organizado consultas psicológicas en línea para apoyar a los estudiantes que lo requieran.

El 100% de las asignaturas de todos los pregrados de la Universidad (541 en total), se están ofertando a través de estrategias virtuales durante este periodo de contingencia. Un alto porcentaje de los seminarios de Postgrados se están orientando sin ningún inconveniente a través de las plataformas con que cuenta la Institución. Así mismo, el 100% de los cursos del Centro Internacional de Idiomas están funcionando sin interrupción, gracias a las mediaciones tecnológicas que han implementado nuestros profesores.

La Universidad La Gran Colombia ha venido promoviendo una serie de reflexiones entre la comunidad universitaria, a las cuales hizo referencia la Vicerrectora, Bibiana Vélez Medina: “Este tiempo debe servir para la revisión de lo que somos, para comprender el real sentido de finitud, la vulnerabilidad de la especie, la contingencia intempestiva de las circunstancias y la dependencia de los otros. Como Universidad, estamos llamados a procurar reflexiones con nuestros estudiantes para aprovechar al máximo las enseñanzas de este tiempo y para que, al volver a la normalidad, ya las cosas no sean como antes y hallamos logrado construir entre todos un renovado espíritu de la vida. Se trata de un tiempo único para recobrar la esperanza”.

Publicidad