Inicio Armenia Presidente de la Cámara de Comercio Armenia pide revisar Pico y Placa

Presidente de la Cámara de Comercio Armenia pide revisar Pico y Placa

Compartir

presidentecamaracomercio


El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, pidió que se revise nuevamente el tema de la restricción vehicular en el centro de la ciudad. La petición la hizo atendiendo el clamor de un grupo de comerciantes que tienen sus establecimientos en ese sector de la capital del Quindío y que se han visto bastantes afectados por la medida. “La entidad gremial nunca ha cuestionado la legalidad de esta determinación pero sí la conveniencia y pertinencia”.


Durante la reunión que contó con la participación de la Secretaría de Tránsito y Transporte, los asistentes manifestaron que en por lo menos un 60% se han visto disminuidas sus ventas. Los propietarios y administradores de parqueaderos afirmaron ser los mayores perjudicados con esa determinación. A su juicio, los que salieron ganando fueron quienes tienen convertidas las vías en parqueaderos públicos. “Casi todos los que tenemos estos negocios nos hemos visto obligados a despedir empleados porque con la brusca reducción de ingresos, el presupuesto ya no nos da”.

También argumentaron que si en las grandes ciudades del país opera el pico y placa solo en ciertos horarios, por qué en Armenia que es más pequeña, no puede hacerse algo similar, evitando que tenga consecuencias lesivas para el comercio formal.

La titular de Setta Fanny Amparo Martínez Tafur dijo que a su juicio, más que la restricción vehicular, lo sí afecta es el estacionamiento en las calles. “Aunque no prometo nada, voy a revisar la situación que me han planteado. En lo que sí vamos a poner todo el empeño y ya lo estamos haciendo es en el tema del espacio público y su vehicular”.

Voceros de la entidad informaron que mientras las motocicletas han aumentado en un 2.300% y los vehículos en 1.200%, la malla vial solo se ha ampliado en un 3%. De otro lado, revelaron que por parquear en zonas prohibidas el año pasado se impusieron 3.500 comparendos y este año ya van 1.400. “Dentro de toda esta situación, también queda en evidencia un grave problema de cultura ciudadana. Cada quien se parquea donde se le antoje y cuando se le antoje, sin importarle absolutamente nada”, agregaron.