Inicio Armenia Alerta en Armenia por la presencia del Caracol Gigante Africano

Alerta en Armenia por la presencia del Caracol Gigante Africano

Compartir
Caracol Gigante Africano
Foto: Ganadería & Agricultura

En consecuencia a la temporada invernal que vive la región, en la ciudad de Armenia se ha incrementado la presencia del caracol gigante africano en diferentes sectores.


PUBLICIDAD

Las zonas con mayor afectación por la presencia de los caracoles, son el barrio Los Quindos Etapas I, II y III, Villa Alejandra Etapas I y II, Manantiales, Nuevo Armenia, sector de cárceles de la 50, San Francisco, La Fachada, Jardines, La Patria, La Castellana, Bosques de Pinares, Cañas Gordas, Simón Bolívar y La Isabela.

¿Por qué se caracteriza este molusco?

Tiene una concha que puede alcanzar los 13 cm de longitud, de forma helicoidal conformada por 7 a 9 vueltas y con una punta nítidamente aguda. La superficie de la concha es lisa, lustrosa con bandas longitudinales grandes e irregulares de color violeta oscuro sobre un fondo amarillo claro.

Caracol de jardín / Caracol Gigante Africano

¿Qué problemas conlleva la presencia de la especie?

Puede comprometer la producción agrícola en el territorio tanto a nivel comercial como de autoconsumo, por su naturaleza polífaga, éxito reproductivo y carácter invasor capaz de colonizar efectivamente cualquier área  que por sus hábitos de dieta generalista le permiten consumir plantas, hongos y materia orgánica en descomposición.

¿Cómo afecta la salud humana?

Su contacto puede ocasionar enfermedades como meningitis, bronquitis, trastornos intestinales y encefalitis.

¿Qué hacer ante la presencia del caracol?

El Ministerio de Agricultura recomienda no tocar los caracoles y evitar el contacto, especialmente en ojos, nariz y boca, y si por alguna circunstancia se toca, lavar inmediatamente el área que hizo contacto con el animal, no utilizarlo como carnada, mascota o adorno, eliminar de los jardines restos de madera, tejas y ladrillos o elementos que puedan ser utilizados como refugio por el caracol, y en caso de ser necesario, tomar los caracoles con guantes, tapabocas y colocarlos en una bolsa, meterlos en agua con sal y enterrarlos, los guantes utilizados deben ser desechados.

Fuente consultada: Ministerio de Agricultura 

Publicidad