Inicio Sur America Solo dos huesos podrán ser identificados de los supuestos restos de los...

Solo dos huesos podrán ser identificados de los supuestos restos de los 43 estudiantes

Compartir
estudiantes mexico_copy

El fiscal general de México explicó que, al haber sido carbonizados y reducidos a cenizas, no se puede extraer ADN de los cuerpos. Sin embargo, si esas dos osamentas dan positivo, será un indicio del macabro destino de los jóvenes El caso de los 43 estudiantes normalistas ha despertado la furia en México, sobre todo luego de que el viernes fuera informado oficialmente que los jóvenes fueron asesinados. Mientras se eleva el pedido de justicia, el fiscal general Jesús Murillo Karam debió hoy minimizar las esperanzas de identificar los restos humanos que se cree que pertenecen a los alumnos de Ayotzinapa.


 

En diálogo con la cadena Televisa, el procurador aseguró que peritos especializados que pudieron ver los restos para saber si estaban en condiciones de hacerles pruebas “dijeron que había dos que tenían posibilidades, dos restos, solamente una rótula y otro” pedazo de hueso. Los restos encontrados en el estado sureño de Guerrero estaban desintegrados, según describió.

LO ÚNICO QUE SE PODRÍA IDENTIFICAR ES UNA RÓTULA Y OTRO HUESO

El fiscal explicó que no hay una fecha para que el laboratorio de la Universidad de Innsbruck (Austria), al que se pidió apoyo, entregue un informe sobre sus análisis. “No nos dijo que sí se podía pero nos dio una posibilidad”, aclaró Murillo. También estudian los restos el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que desde el principio acompañó los operativos y analizó los cuerpos hallados en otras fosas.

El pasado viernes, el propio Murillo comunicó al país que tres sicarios del cártel Guerreros Unidos declararon que los 43 estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre en Iguala fueron asesinados y sus cadáveres quemados en un fuego que duró 14 horas. Los detenidos dijeron que, por orden de un superior, depositaron las cenizas y los restos en bolsas de plástico para basura y las arrojaron a un río.

Sólo una de esas bolsas logró ser rescatada cerrada por los investigadores, que también hallaron algunos restos en el basurero de la localidad de Cocula, vecina a Iguala, donde presumiblemente cometieron la masacre. Los cuerpos fueron quemados con combustible y neumáticos a una temperatura de 1.600 grados centígrados.

Los padres y compañeros de los jóvenes no creen esta versión de los sicarios y han recalcado al gobierno que sólo aceptarán que sus hijos están muertos cuando tengan pruebas científicas del grupo de peritos argentinos, en el que confían. También esperan que la detención del ex alcalde de Iguala José Luis Abarca y su mujer María de los Ángeles Pineda contribuya a esclarecer los hechos, dado que fueron señalados como los autores materiales del crimen.

La desaparición de los estudiantes ha enfurecido a la sociedad mexicana con multitudinarias marchas que continúan este lunes con una tensa manifestación frente al aeropuerto del turístico balneario de Acapulco, en Guerrero. El fin de semana hubo disturbios en distintos puntos del país, que incluyeron el vandalismo por parte de manifestantes del Palacio Nacional.

Mientras esto sucede, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto emprendió una gira por China y Australia, lo que le valió duras críticas debido al clima de tensión social. Esta mañana llegó a Pekín, donde participará del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y espera cerrar negocios con el empresariado chino. El gigante asiático es el segundo socio comercial del país, detrás de los Estados Unidos.

Fuente: infobae.com