Inicio Sur America Fuerte presión internacional para que se esclarezca la muerte del fiscal Alberto...

Fuerte presión internacional para que se esclarezca la muerte del fiscal Alberto Nisman

Compartir
Nisman-a copy_copy_copy


El hallazgo sin vida del funcionario que denunció a la Presidente y al canciller conmocionó a la comunidad internacional. Desde diversas latitudes exigieron justicia, pidieron una investigación seria y ofrecieron asistencia Alberto Nisman, el fiscal especial que investigó el atentado contra la AMIA y acusó de encubrir ese ataque terrorista a la presidente Cristina Kirchner, al canciller Héctor Timerman y algunos dirigentes políticos cercanos al kirchnerismo, fue encontrado en su casa con un tiro en la cabeza un día antes de comparecer ante el Congreso.

 

Su muerte conmocionó al país y generó una fuerte reacción de toda la comunidad internacional, que instó al Gobierno y a la justicia argentina a esclarecer el crimen. Por lo pronto no hay certezas de lo que pasó y el hecho sigue siendo un misterio de gran impacto judicial, social y sobre todo, político.

Ayer, el senador demócrata norteamericano Bob Menéndez pidió una investigación “exhaustiva” por la muerte del fiscal. Según dijo, las indagaciones por la muerte deben ser “transparentes” y calificó de “sospechosas” las circunstancias que rodean su fallecimiento. “Su investigación -que prometía sacar a la luz nuevas pruebas sobre el papel de Irán en el atentado- debe continuar y sus resultados deben hacerse públicos para asegurar que los responsables sean procesados con todo el peso de la ley”, dijo el legislador.

A su vez, representantes del partido republicano manifestaron su preocupación por las conexiones de miembros del Gobierno con países considerados por Estados Unidos como promotores del terrorismo y analizan pedir sanciones contra funcionarios y ciudadanos argentinos acusados en la denuncia del fiscal especial o que pudieran estar señalados en la investigación por su muerte.

Este tipo de sanciones han sido aplicadas, por ejemplo, a funcionarios y empresarios de Rusia, Irán y Siria entre otras naciones. Generalmente implican medidas que van desde la suspensión de visas hasta la paralización de cuentas bancarias.

Las reacciones desde ese país no se detuvieron ahí. Si bien la administración del presidente Barack Obama mostró cautela en sus declaraciones, Infobae pudo confirmar esta semana con fuentes de la sede diplomática norteamericana en Buenos Aires que ese país ofreció asistencia técnica para el esclarecimiento de la muerte de Nisman.

El lunes, el gobierno norteamericano había emitido un comunicado en el que lamentó el fallecimiento y pidió que continúe adelante la investigación que llevaba a cabo el fiscal sobre el brutal atentado de 1994 contra la AMIA. “Nisman dedicó gran parte de su vida profesional a perseguir a los autores del horrendo ataque terrorista de 1994 contra la AMIA, que dejó un saldo de 85 muertos y centenares de heridos”, sostuvo la Casa Blanca en el escrito.

Por su parte, la ONU manifestó que espera que haya una investigación “completa”. Ante una consulta, un vocero dijo que el secretario general de la Organización, Ban Ki-moon, confía en que haya una investigación “completa”. Existe una “gran esperanza de que la muerte del fiscal sea investigada total y completamente”, respondió Stéphane Dujarric.

En tanto, el embajador de Francia en Argentina, Jean-Michel Casa, afirmó que la muerte de Nisman supone una “conmoción para la sociedad” argentina “comparable” al choque que supuso para la francesa el atentado contra el semanario Charlie Hebdo.

Las declaraciones del diplomático se produjeron tras un acto organizado por la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) para pedir verdad y justicia por el atentado contra la AMIA en 1994 y para que se esclarezca la muerte del fiscal.

Asimismo, Israel lamentó la muerte de Nisman y aprovechó para exigir nuevamente justicia por el atentado del 18 de julio de 1994. A través de un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores lo calificó como un “jurista valiente y destacado que peleó incesantemente por la Justicia”.

Según la misiva enviada por el ministro el lunes, Nisman “trabajó con una gran resolución para exponer la identidad de quienes perpetraron el atentado terrorista y a aquellos que los enviaron”. Además, consideró que el hecho se dio en “circunstancias trágicas”.

“El Estado de Israel manifiesta su esperanza de que las autoridades argentinas continúen con las actividades de Nisman y que hagan todos los esfuerzos para exigir Justicia a aquellos responsables por los ataques terroristas en la Argentina”, añadió la declaración.

A su vez, The Times of Israel, principal portal de ese país, publicó un duro editorial en el que afirma que la idea de que el fiscal se haya quitado la vida es “ridícula e insultante”. Aseguraron que la justicia argentina le falló. En un artículo titulado “¿Alberto Nisman cometió suicidio? Matemos esa mentira”, la publicación se metió de lleno en el debate sobre el trágico final del fiscal especial de la causa AMIA, rechazando enfáticamente que se haya quitado la vida.

“Cuando me senté el lunes a escribir sobre la muerte atroz del valiente fiscal que expuso la orquestación de Irán y Hezboláh del atentado a la AMIA de 1994 ni siquiera mencioné la teoría inicial de las autoridades argentinas de que Alberto Nisman se había suicidado, por lo insultante y ridículo de esa noción”, escribió el periodista David Horowitz, fundador y director del Times of Israel. Y continúó: “Un día después, sin embargo, la idea absurda de que Nisman se quitó la vida se ha convertido en la afirmación dominante de las autoridades argentinas. Vamos a matar esa mentira inmediatamente. Lo de Alberto Nisman no fue suicidio”.

Además, ayer se registró una dura protesta contra la embajada argentina en Israel, en la que cientos de personas reclamaron justicia por la muerte del fiscal. La convocatoria fue organizada en Facebook por David Elbelman, Jesica Scheimberg, Yossie Adrian Mousalli y Arie Elbeman, quienes llamaron a la concentración para este viernes a las 9:30, hora local.

“¿En dónde empiezan los supuestos “valores demócratas” de la Argentina y en dónde termina el terrorismo de estado de los ayatolás de Irán? Más de 20 años de impunidad han transcurrido desde aquel 18 de julio de 1994, en donde un sangriento atentado en contra de la comunidad judía argentina estremeció a Buenos Aires. Fueron asesinadas más de 80 personas y más de 300 fueron heridas. Y desde entonces, no hay lugar alguno para ese concepto que tanto le cuesta procesar al gobierno argentino: ¡JUSTICIA!”, rezaba la convocatoria.

El New York Times, uno de los diarios más influyentes del mundo, dedicó también una fuerte crítica sobre el hecho y llamó a crear un “equipo internacional de investigación” para resolver el caso AMIA. “Algunos argentinos llaman a Alberto Nisman la víctima número 86 de uno de los ataques terroristas más letales de la historia moderna”, indicaba el editorial. “Parece apropiado,” agregaba, más allá de que “su muerte este fin de semana haya sido un suicidio, como el gobierno de la presidente Cristina Fernández de Kirchner parece ansioso de demostrar, o el asesinato de un hombre que supo demasiado”.

Desde la región, las repercusiones no se hicieron esperar. Fue el propio presidente uruguayo, José Mujica, el que instó a la justicia argentina a “ponerse las pilas” en la investigación por el crimen. El mandatario expresó su “dolor” por la “dramática” situación que, dijo, vive la Argentina y manifestó sentirse consternado.

“Siento dolor por la República Argentina, a pesar de todos los líos, soy hincha de la Argentina. No somos países hermanos, somos gemelos que nacimos en la misma placenta”, remarcó el presidente uruguayo, quien en marzo finalizará su mandato. “Cuando a la Argentina le va mal, también nos va mal a nosotros”, recordó.

Fuente: infobae.com