Inicio Internacional OMS: alerta por viruela del mono

OMS: alerta por viruela del mono

Compartir

La Organización Mundial de la Salud ha alertado al mundo por los nuevos casos de viruela del mono detectados en países como Reino Unido, Portugal, y España donde se espera la confirmación de varios de ellos.


PUBLICIDAD

Según datos de la OMS, entre 2017 y abril de 2022 enNigeria se han documentado 558 casos sospechosos, de los cuales se han confirmado 241. Ocho de ellos acabaron con la muerte del paciente. En lo que va de año, se han confirmado 15 casos de la enfermedad (46 sospechosos).

¿Qué es la viruela del mono?

Esta enfermedad fue descubierta en 1958 en colonias de monos que eran utilizados para fines investigativos. De ahí viene su nombre “viruela del mono” o “viruela del simio”. Una zoonosis viral provocada por un virus transmitido de los animales a las personas.

El primer caso en humanos se detectó en un niño de 9 años en el año de 1970 en Bokenda, una aldea en la provincia ecuatorial de la República Democrática del Congo. El contagio se produjo, según lo afirmó la familia, por comer esta especie animal, y por ser el único en el hogar  en no haber sido vacunado contra la viruela humana.

Por tanto, desde ese momento, la enfermedad es considerada endémica, y proviene principalmente de regiones rurales de la selva tropical de la cuenca del Congo y África occidental.

¿Cómo se contagia la enfermedad?

El contagio se produce principalmente cuando el ser humano se introduce en entornos salvajes y entra en contacto con animales o carne contaminada, asimismo, para que se origine transmisión entre humanos, debe haber un contacto estrecho con la persona infectada, con las mucosas, las lesiones que produce la enfermedad o líquidos corporales como gotas gruesas de saliva, explica Mar Faraco, tesorera de la Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional.

¿Cuáles son sus síntomas?

– Los síntomas iniciales y más habituales son fiebre, dolor de cabeza, molestias musculares, inflamación de los nódulos linfáticos, escalofríos y fatiga.

Entre 1 y 3 días después del inicio de la fiebre, aparece la erupción cutánea que, por lo general, afecta primero al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo.

“Estas sintomatologías duran entre dos o tres semanas, y seguir siendo contagiosa hasta que todas las lesiones no estén resueltas”, señala Fernando de la Calle, médico de la Unidad de Enfermedades Infecciosas, Tropicales y del Viajero del Hospital La Paz-Carlos III de Madrid.

En el momento no se encuentran disponibles vacunas específicas, por lo que es necesario estar atento ante cualquier señal del virus, acudir y alertar a los servicios de salud para evitar su propagación. Sin embargo, cabe mencionar que la vacuna antivariólica puede favorecer a que la enfermedad sea menos agresiva a quien la padece.

Publicidad