Inicio Internacional Indignación mundial por la masacre de 1.400 delfines

Indignación mundial por la masacre de 1.400 delfines

Compartir

El mundo se ha indignado con un caso que se presentó en las Islas Feroe por la matanza de 1.400 delfines. ¿El motivo? Se trata de una tradición que se ha practicado durante cientos de años en esta región de Europa.


Según la BBC, al principio se estimaron que solo había 200 delfines, pero cuando comenzó la matanza, descubrieron más de 1.000 ejemplares. “Fue un gran error”, así lo manifestó Olavur Sjurdarberg, presidente de la Asociación de Balleneros de Feroe.


Las imágenes de la matanza muestran a los cazadores a mitad de camino en el mar, que se puso rojo, con los cadáveres de delfines amontonados en la playa.

La caza tradicional, llamada “grindadrap”, generalmente implica la caza de ballenas piloto de aleta larga y ha sido defendida por los lugareños, que dicen que es una fuente de alimento importante y sostenible, dadas las altas poblaciones de ballenas piloto.

Pero Sea Shepherd dice que la carne de delfines ya no era popular para comer y que probablemente estaba contaminada.

Qué hacen con los delfines muertos

“Normalmente, la carne de un grindadrap se comparte entre los participantes y el resto entre los lugareños del distrito donde se realiza la caza. Sin embargo, hay más carne de delfín de esta caza de la que nadie quisiera tomar. Por lo que los delfines se están ofreciendo a otros distritos con la esperanza de no tener que tirarlos”, dijo Sea Shepherd en su comunicado.

Bjorg Jacobsen, de la policía de las Islas Feroe, dijo que la caza había sido legal, pero no quiso comentar más.