Inicio Europa Ataque terrorista islámico contra Charlie Hebdo que conmueve al mundo

Ataque terrorista islámico contra Charlie Hebdo que conmueve al mundo

Compartir
ataque islamico_copy


Mientras la policía rastrea todo París en busca de los asesinos que arrasaron la redacción de la revista, testigos reconstruyeron los “cinco minutos de terror” en el día más negro de la historia para la prensa francesa Los testigos que sobrevivieron al atentado relataron cómo fue la peor masacre de la historia reciente en Francia. El primer balance señala que los terroristas que atacaron la redacción de la revista satírica semanal Charlie Hebdo dejaron 12 muertos, entre los cuales hay dos policías, el director de la publicación y otros tres de los principales caricaturistas.


 

“Es el día más negro en la historia de la prensa francesa”, dijo Christophe DeLoire, cabeza de la organización Reporteros Sin Fronteras, en declaraciones que reproduce la agencia AP.

La tapa de la edición de Charlie Hebdo que salió este miércoles en Francia

El día miércoles había comenzado con normalidad en la redacción de la calle Nicolas Appert número 10, en París. Todos tenían en sus manos el número recién publicado de la revista y se aprestaban para la reunión editorial para organizar las actividades semanales.

Estaban presentes el director de la revista, Stéphane Charbonnier (Charb), de 47 años, y otros dibujantes, entre ellos, los también fallecidos Georges Wolinski, Jean Cabut (Cabu) y Tignous.

Benoit Bringer, uno de los testigos que estaba cerca del lugar del hecho, explicó que la masacre empezó con la llegada de “varios hombres enmascarados” con armas automáticas a las oficinas del centro de París, donde tenía su sede Charlie Hebdo.

Los atacantes aparcaron su automóvil Citröen en medio de la calle y entraron portando fusiles de asalto identificados por otros testigos como kalashnikov, armas de guerra automáticas, cuyo modelo clásico es AK-47.

Inmediatamente, subieron a la planta donde funciona la redacción. En ese momento, se encontraban allí los principales responsables de los contenidos que mantenían la reunión programada.

Al grito de “¡Allahu Akbar!” (Alá es grande) , los dos terroristas abrieron fuego indiscriminado contra quienes estaban en el lugar. No está claro si tenían identificados a sus objetivos básicos, el director del medio y los dibujantes.

Pero el testimonio de la diseñadora Coco parece confirmar esa hipótesis: “Dispararon contra Wolinski, Cabu… Duró unos cinco minutos, yo me quedé refugiada detrás de un escritorio… hablaban en perfecto francés… Se reivindicaron como integrantes de Al Qaeda”, relató al diario l’Humanité.

Entre sus objetivos también estaba Charb, quien firmó una de las viñetas que exasperó a los yihadistas, porque muestra a un miliciano de ISIS decapitando a Mahoma mientras este lo trata de “imbécil”.

Otro de los dibujantes caídos fue una de las principales plumas del medio: Georges Wolinski. A sus 80 años, este hombre nacido en Túnez era respetado como uno de los próceres de la historieta gala.

Una vez perpetrada la masacre en el primer piso, los terroristas bajaron rápidamente a la calle, donde se encontraron con policías que intentaron resistirse.

Un testigo relató a EFE que escuchó “al menos una decena de disparos”, antes de ver a un policía salir malherido a la calle, sangrando abundantemente, y que fue ayudado por dos vehículos policiales y retirado del lugar”

Pero no todos corrieron esa suerte: uno de ellos cayó herido en la acera que está frente al edificio de la editorial. Como ya no oponía resistencia, uno de los criminales cruzó la calle y descargó su rifle y ultimó al oficial, en el video más impactante de los que se ha conocido hasta el momento sobre la masacre.

Junto a su compañero, abordó luego el vehículo negro y partió del lugar sin encontrar resistencia. Sin embargo, la investigación policial reveló que poco después abandonaron este automóvil, robaron otro en plena calle y huyeron con destino desconocido.

Más tarde, la policía agregó un dato que surge de las primeras pesquisas, y que señala que hubo un tercer hombre involucrado en el hecho, que también está siendo rastreado por la sitiada París. La ciudad se encuentra en alerta máxima y no sale del shock tras el peor atentado terrorista de las últimas décadas.

Fuente: infobae.com