Inicio Asia El Nobel de la Paz indio donará el dinero a los niños

El Nobel de la Paz indio donará el dinero a los niños

Compartir
g205018 u55077_K

El incansable activista en contra del trabajo infantil, Kailash Satyarthi, dijo que los fondos servirán para financiar los proyectos a favor de los chicos.


 


El dinero del premio Nobel de la Paz compartido hoy con la joven paquistaní Malala Yousafzai “servirá para financiar proyectos para los niños”, dijo el activista indio Kailash Satyarthi.

“Veo a Dios en la sonrisa de cada niño”, le dijo a su vez a un periodista televisivo en su oficina de barrio de Kalkaji, asediado por periodistas.

Además de una medalla de oro de casi 200 gramos, los Premio Nobel de la Paz reciben también un diploma y ocho millones de coronas noruegas, un poco menos de 900.000 euros.

Esta suma será dividida en partes iguales entre Satyarthi y Yousafzai.

En su lucha contra el trabajo infantil, Satyarthi no teme ni al cansancio ni a enemigos poderosos. En 1998 este activista indio organizó una marcha de 80.000 kilómetros por los cinco continentes para despertar conciencias.

“Queremos un mundo libre de trabajo infantil de aquí al cambio de siglo”, dijo entonces. Catorce años después, esa meta todavía no se ha conseguido y 168 millones de niños siguen viéndose obligados a trabajar, según organizaciones internacionales.

Nacido en 1954, este ingeniero electrónico fundó en 1983 la organización Bachpan Bachao Andolan (BBA, Movimiento para la Salvación de la Infancia), que rescató a miles de niños trabajadores.

Según el censo de 2001, en India hay 12,6 millones de niños trabajadores, muchos de ellos en sectores peligrosos como la minería o la fabricación de fuegos artificiales. Otros cosen prendas y ropa deportiva, a menudo para el extranjero, o trabajan en cocinas y salones de té.

La organización BBA ha registrado miles de tiendas de dulces o viviendas particulares para rescatar a los niños obligados a trabajar. Por su parte, Satyarthi, de 60 años, ha sufrido varios ataques por su trabajo y compromiso.

Este activista no se cansa de repetir que el trabajo infantil está unido al analfabetismo y la pobreza y fue uno de los primeros en despertar la conciencia de los consumidores occidentales respecto a esta cuestión.

Vive en Nueva Delhi y según su web “su familia está compuesta por niños, su mujer, un hijo, una nuera, una hija, sus compañeros y amigos”.

(Fuente: Agencias)