Inicio Educación “Es lamentable el silencio e indiferencia del Gobierno frente a la Formación...

“Es lamentable el silencio e indiferencia del Gobierno frente a la Formación para el Trabajo”, Asenof

Compartir

Asenof -Asociación Nacional de Entidades de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano- manifiesta gran preocupación por la exclusión y discriminación que ha tenido la formación para el trabajo en las diversas normas y beneficios que el Gobierno Nacional ha decretado durante la emergencia sanitaria que ha enfrentado el país desde marzo del 2020.


“Es lamentable el silencio e indiferencia del Gobierno Nacional frente a la Formación para el Trabajo. Hay un desconocimiento del papel tan importante que cumplen las Instituciones de Educación para el Trabajo y Desarrollo Humano en la formación de más de 550.000 estudiantes promedio al año, los cuales una vez egresados conforman el 74% de la mano de obra calificada que el sector productivo requiere, siendo ellos, protagonistas fundamentales en la reactivación económica del país”, afirmó Gilberto Salcedo Pizarro, presidente de la Junta Directiva Nacional de Asenof.


La organización manifiesta que en varias ocasiones se han remitido Derechos de Petición al Ministerio de Trabajo, Educación, Salud y Presidencia de la República, sin tener hasta el momento, respuestas sobre los temas tratados en dichas comunicaciones.

Asenof busca hacer notar la constante y permanente violación de los derechos adquiridos sobre la educación para el trabajo en el país. Las continuas políticas públicas del gobierno como líneas de créditos condonables, programas especiales dirigidos a la población vulnerable, decretos y leyes que implementan fomentos como el primer empleo, las prácticas empresariales y muchos más, no tienen en cuenta a los estudiantes de las Instituciones de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano (IETDH) los cuales en un alto porcentaje pertenecen a estratos 1, 2 y 3.

La Asociación, en nombre de las Entidades de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano a nivel nacional solicita al gobierno nacional que el sector de la educación para el trabajo, tan importante para el país, esté incluido en la Etapa 3 del Plan Nacional de Vacunación, al igual que todos los niveles educativos. Además, busca que se asegure que los laboratorios prácticos siempre estén incluidos en las excepciones a la hora de restringir la movilidad, ya que son esenciales para este tipo de educación que involucra mucho la práctica.

Por otra parte, un caso puntual que también se busca destacar es la limitada asignación de un fondo solidario otorgado por el Ministerio de Educación el año pasado en medio de la emergencia sanitaria por valor de $8.000.000.000, el cual adjudicaba 8.000 cupos por valor de un millón de pesos por estudiante, cubriendo tan solo el 1.45% del total de la población estudiantil de este nivel educativo. De éstos solo fueron adjudicados alrededor de $4.000.000.000, y “con extrañeza vimos que en abril de este año se realizó una nueva convocatoria para utilizar $1.700.000.000 más, es decir, 1.700 cupos. El gran interrogante es ¿dónde están los otros $2.300.000.000 que da para 2.300 cupos que hacen faltan? Ya que esto es una asignación presupuestal con un fin determinado”, puntualizó Salcedo Pizarro.

Igualmente, se enfatiza el incumplimiento de Ley y la deuda que tiene el Estado con las IETDH del país hace más de 12 años, con los requisitos para la virtualidad, ya que se autorizó, mediante la emergencia, pero una vez terminada la pandemia y se regrese a la nueva normalidad ¿qué va suceder?

La Junta Directiva de la Asociación Nacional de Entidades de Educación para el Trabajo y Desarrollo Humano exige que se cumpla la ley 115 de 1994 y la ley 1064 del 2006: que afirman que la educación para el trabajo es y hace parte del sistema educativo del país y por consiguiente no puede ser discriminada, ya que con ello se está perjudicando no sólo a los estudiantes, sino también a más de 50.000 familias cuyo ingreso depende del trabajo que realizan en las más de 3.800 IETDH existentes en el país.

Manifiestan que el gobierno nacional olvida que en medio de esta pandemia y crisis económica por la que atraviesa el país, la educación para el trabajo se convierte en base fundamental de la reactivación económica en la medida que las Instituciones de Educación capacitan mano de obra altamente calificada. Lo anterior, en relación con las labores operativas de los procesos administrativos y operativos de las empresas y en especial para las micro, pequeñas y medianas empresas a costos y en tiempo menor a las demás estructuras educativas del país, siendo la mejor alternativa a la grave situación actual del empresariado, contribuyendo además a combatir la informalidad laboral.

En el Quindío:

En el Quindío hay 52 instituciones, donde 48 de estas están en la ciudad de Armenia. Esto quiere decir, un promedio de 4.800 estudiantes.