Inicio Deportes Ríos de colores inundaron las carreteras del Quindío con el Giro de...

Ríos de colores inundaron las carreteras del Quindío con el Giro de Rigo

Compartir
Archivo: Gobernación del Quindío

Altamente agradecido con los quindianos quedaron el ciclista profesional Rigoberto Urán, su equipo de trabajo, los invitados y los participantes del Giro de Rigo edición de Los Cafetales que se llevó a cabo el fin de semana en el departamento.


“Fue un total éxito y no esperábamos menos de estas tierras y de sus habitantes, que permitieron que todo saliera de acuerdo con lo planeado”, expresó el ciclista. Dijo que todos quedaron muy contentos y que se disfrutó de una carrera muy linda.

“Quiero agradecerle a la gente del Quindío, a los participantes, a los amigos, a los patrocinadores y a quienes salieron a apoyarnos, pues yo personalmente disfrute el paseo, un evento pensado para la familia, para hacer deporte juntos”, señaló

El ciclista español Alberto Contador aunque no pudo realizar el recorrido por temas de salud no se quiso perder la oportunidad de venir al Quindío y manifestó que lo hizo para retribuir en parte el cariño que la afición colombiana siempre le ha brindado. “Nos vamos muy contentos y con la ilusión de poder regresar pronto”, sostuvo.

El gobernador de los quindianos Carlos Eduardo Osorio Buriticá precisó que fue algo histórico nunca vivido en el departamento. “Quiero agradecer a Rigo y a su equipo por haber elegido al Quindío y por haber realizado un evento tan bien organizado cumpliendo con todas las normas y requerimientos”, manifestó.

“Fue un gran trabajo liderado por la secretaría de Turismo, Industria y Comercio que reunió a 2.500 participantes y sus familias lo que representa además de diversión y entretenimiento un empuje para la economía local”, agregó.

Carolina Franco, participante, expresó que fue una experiencia enriquecedora en la que se hizo deporte y se disfrutó de unos paisajes maravillosos. “El apoyo de las personas en las vías fue genial y la organización mucho más, uno sufría con el cansancio, pero miraba los alrededores y se motivaba a seguir, por ello sin duda hay que invitar a quienes no conozcan para que vengan al Quindío y disfruten de todas sus maravillas.