Inicio Deportes Por primera vez, 4 mujeres arbitraron partido masculino en el Fútbol Profesional...

Por primera vez, 4 mujeres arbitraron partido masculino en el Fútbol Profesional Colombiano

Compartir

Son buenas noticias para el mundo deportivo. Cuatro mujeres arbitraron el juego entre Barranquilla y el Atlético Huila, que hace parte de la categoría B del Fútbol Profesional Colombiano.


El juego se realizó el viernes 26 de febrero a las 8 de la noche, luego de que la Comisión Arbitral de la Federación Colombiana de Fútbol diera a conocer la lista de árbitros que dirigirán los partidos correspondientes a la fecha 8 del Torneo BetPlay.

Lo novedoso en esta ocasión, es que para la lista fueron elegidas 4 mujeres. Se trata de María Daza, Mary Blando, Nataly Arteaga y Vanessa Ceballos.

Esta es la primera vez que cuatro mujeres realizan su labor en medio de un torneo masculino. Además, con la decisión, lograrían escalar pronto a la máxima división del rentado nacional.

La noticia fue comunicada por la Dimayor. Por su parte la distribución dentro del juego fue así: Daza como juez central del juego, Blanco la asistente uno, Arteaga la número dos y Ceballos la emergente.

Los puntos sobre el partido

El balance del cuarteto arbitral fue agridulce. En Barranquilla se quejaron de un penalti no sancionado, por una mano dentro del área del Huila.

Además, la árbitra central perdonó un par de amarillas por juego fuerte, una de ellas, que pudo dejar al visitante con diez jugadores: Jean Becerra, improvisado como lateral derecho, llegó tarde y pegó fuerte en el borde del área cuando ya tenía amarilla, y luego, Hárold Rivera también pegó, en el segundo tiempo, una patada que merecía amonestación.

En general, Daza quiso manejar un partido entre un equipo muy joven, con menos de 19 años de promedio de edad, como Barranquilla, y otro lleno de jugadores experimentados y candidato al ascenso. Solo mostró tres amarillas, dos para los visitantes (Becerra y Édisson Restrepo) y una para los locales (Jhon Jáider Vélez).

Un poco de historia

El diario El Tiempo, contó que desde el 8 de agosto de 1999, cuando Martha Liliana Toro se convirtió en la primera mujer en pitar en la primera división en Colombia, en el partido entre Bucaramanga y Quindío, las mujeres han dicho presente y han comenzado a abrirse campo. Pero nunca antes habían tenido un grupo arbitral completo.

Lo más cerca que habían estado fue el 29 de julio de 2017, cuando en otro partido de la B, entre Bogotá y Atlético, en Techo, hubo una terna femenina. Una de ellas repitió, Mary Blanco, quien en aquel partido fue la asistente 2. Yeimy Lucero Martínez fue la juez central y Luz Mila González ofició como asistente 1.