Inicio Colombia Septiembre y octubre será una temporada de fuertes lluvias en Colombia

Septiembre y octubre será una temporada de fuertes lluvias en Colombia

Compartir
El país ha sido afectado por el fenómeno de La Niña desde el 2020, por lo tanto, esta situación se puede mantener por varios más, afectando la saturación de los suelos y el nivel de los ríos.
El país ha sido afectado por el fenómeno de La Niña desde el 2020, por lo tanto, esta situación se puede mantener por varios más, afectando la saturación de los suelos y el nivel de los ríos. Foto: Colprensa.
Publicidad Externa

De acuerdo con el análisis de modelos de predicción climática del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM, lo que resta del mes de agosto, y lo que viene de septiembre y octubre, Colombia presentará una temporada de lluvias intensas.


“El fenómeno de La Niña está presente, estamos preparándonos para la llegada de la segunda temporada de lluvias”, indicó Yolanda González Hernández, directora del Ideam.

Publicidad Externa

En esta segunda temporada de lluvias, la probabilidad de altas precipitaciones alcanza un 50% a 60% en algunos sectores de las regiones Andina y Caribe, siendo octubre y noviembre los meses más lluviosos y los que requieren mayor atención.

Cabe mencionar, que el país ha sido afectado por el fenómeno de La Niña desde el 2020, por lo tanto, esta situación se puede mantener por varios más, afectando la saturación de los suelos y el nivel de los ríos.

¿Cuáles serían las regiones más afectadas por la temporada de lluvias?

En primer lugar, está la región Andina con los departamentos de Antioquia, Caldas, Risaralda y Quindío también en el Tolima y en el Huila, además en Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca y Santander; asimismo, se encuentra el departamento del Chocó en la región Pacífica; y finalmente, está el Caribe con Santa Marta y el Cesar .

¿Qué medidas tomar para evitar accidentes?

Con el propósito de evitar deslizamientos de tierra, avalanchas, inundaciones, y más, se recomienda:

Estar atentos a grietas o inclinaciones de las viviendas, puentes y vías, informando oportunamente a las autodades locales; establecer puntos de evacuación y encuentro; segurar techos, tejas, y objetos que puedan ser arrastrados por los fuertes vientos; tener una correcta disposición de residuos para evitar el taponamiento y rebosamiento en los sistemas de alcantarillado; y si es el caso, evite realizar actividades en zonas abiertas mientras se presenta la tempestad.

Publicidad Externa