Inicio Colombia Salieron de Colombia buscando el sueño americano y se ahogaron en México

Salieron de Colombia buscando el sueño americano y se ahogaron en México

Compartir
Publicidad Externa

El sueño americano se ha convertido para muchas familias en una pesadilla de la que a veces nunca despiertan. En Cartagena, los Flórez Salcedo son testigos de eso. Sufren por la muerte de José Gregorio, uno de sus miembros, quien con se ahogó junto con su pareja sentimental, Angie Madelaine Gutiérrez Aguilar, cruzando el Río Bravo, en el norte de México.


José Gregorio y Angie emprendieron una travesía desde el barrio San José de Los Campanos para llegar a Estados Unidos como “mojados” y cuando solo faltaban unos kilómetros para lograrlo la muerte se los impidió.

Publicidad Externa

 

“Un luchador”

Iban por el sueño americano y se ahogaron en México: vivían en Los Campanos

José, de 30 años, Angie y sus familias llegaron en 2018 de Venezuela a Cartagena para buscar un mejor futuro. Cuenta una familiar de ‘Goyo’, como le decían de cariño, que “en Maracaibo era un amante del timbal. Su pasión era la música, en especial la salsa, pero al llegar a Colombia las cosas cambiaron y tuvo que trabajar duro”.

“Primero nos fuimos a vivir al barrio Paraguay, allá barría terrazas de casas a cambio de monedas, luego fue vigilante, albañil y por último mototaxista, logrando comprar sus cositas y tener su apartamento en Los Campanos”, añadió.

José y Angie no tenían hijos y concentraron todas sus energías en progresar. “Querían un buen porvenir para su hogar” y pensaron que en la tierra del Tío Sam podían lograrlo.

 

Travesía de mojados

Tras varias semanas pensándolo, el 18 de mayo pasado salieron de la Terminal de Transportes de Cartagena hacia las fronteras con Panamá.

La familiar relata que: “de Panamá llegaron a Honduras y de allí a México. Iban con un grupo de personas de diferentes lugares, pasaron selvas, caminaron mucho hasta llegar al norte de México. Los ayudaban los llamados ‘coyotes’”.

José y Angie se separaron del grupo porque lograron un permiso para pasar por México legalmente. En Río Bravo o Río Grande, que divide a México de Estados Unidos, ocurrió la tragedia.

 

Salvando a su amor

“Eran las 7:30 p. m. del 24 de junio cuando llegaron al río. Iban con otros grupos y de tres en tres iban pasando el afluente. Ese río es largo, pero poco ancho; sin embargo, tiene una fuerte corriente y también se forman remolinos”, agregó la pariente.

Cuando fue el turno de la pareja, abrieron las compuertas de una represa cercana y el río se creció. Angie resbaló cruzando unas piedras y fue arrastrada por la corriente. José fue a salvarla, pero también desapareció en el agua.

“Desde ese día los estábamos buscando, pensábamos que las autoridades los tenían detenidos, pero el 16 de julio nos llamaron unos ‘coyotes’ a decirnos que estaban muertos, que mi hermano intentó salvar a su mujer y el agua se los llevó”, añadió.

El cuerpo de José fue hallado en la población Piedras Negras de México, pero el de Angie sigue desaparecido.

El cuerpo de José permanece en una morgue de México y, según la familia, cobran 2 mil dólares repatriarlo. “Llamamos a la Embajada y no contestan, nadie nos ayuda y no tenemos ese dinero. Queremos que se pongan la mano en el corazón, él no merece estar en una fosa común”, dijo la familiar.

El pasado domingo, en el Parque Lineal de Crespo de la ciudad amurllada, su familia hizo un emotivo homenaje de despedida a la pareja.

 

COLPRENSA

 

Publicidad Externa