Inicio Colombia FAO: Colombia entre los 63 países con mayor población desnutrida

FAO: Colombia entre los 63 países con mayor población desnutrida

Compartir
Colombia, entre los 63 países con mayor tasa de desnutrición.
Entre el año 2019 y 2021 en Colombia la población destruida llegaba a los 4,2 millones de personas, una prevalencia del 8,2 % de la población total. Foto: Colprensa
Publicidad Externa

El nuevo informe del año 2022 del estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, indica que Colombia se ubica entre los 63 países con mayor tasa de desnutrición en sus habitantes.


Según la publicación insignia de la FAO, los datos presentados este año deberían exponer cualquier duda de que el mundo está retrocediendo en sus esfuerzos por acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en todas sus formas. Sin embargo, los resultados muestran lo contrario, pues en continentes como África, Asia y América, las cifras aumentan cada vez más.

Publicidad Externa

De acuerdo con el análisis actualizado hasta 2020, Colombia está entre los 63 países que tienen el mayor número de personas en estado de desnutrición. En la lista también aparecen países como Bolivia, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México y Venezuela.

De esta manera, la publicación recoge que entre el año 2019 y 2021 en Colombia la población destruida llegaba a los 4,2 millones de personas, una prevalencia del 8,2 % de la población total. En cuanto a los niños menores de cinco años, el informe señala que en el país el retraso en el crecimiento en los infantes es del 11,5 %, con corte a 2020.

Asimismo, para 2020, el 26,5 % de la población colombiana no podían acceder a una dieta saludable, esto es cerca de 13,5 millones de personas, un aumento de 1 millón de habitantes más que en el año 2019.

“La intensificación de los principales impulsores de las tendencias recientes de inseguridad alimentaria y malnutrición (es decir, conflictos, extremos climáticos y crisis económicas), combinada con el alto costo de los alimentos nutritivos y las crecientes desigualdades, seguirán desafiando la seguridad alimentaria y la nutrición. Este será el caso hasta que los sistemas agroalimentarios se transformen, se vuelvan más resilientes y proporcionen alimentos nutritivos a menor costo y dietas saludables asequibles para todos, de manera sostenible e inclusiva”, expone la FAO en su informe.

Fuente consultada: FAO y Colprensa. 

Publicidad Externa