Inicio Alimento para el Alma Por la obra se conoce el artesano

Por la obra se conoce el artesano

Compartir

Todo lo que hacemos habla de nosotros mismos. Nos habla de destrezas, de dedicación, de amor, de tiempo, de alegría, de tristeza, etc. ¿Qué están reflejando nuestras acciones? ¿Qué es lo que ven quienes nos rodean? Así como somos la obra de las manos de Dios, en nuestras manos está el expresar Su imagen y semejanza.


 

¿Qué sucede cuando llegamos a casa? ¿Se alegra nuestra familia? ¿Qué sucede cuando llegamos en la mañana a nuestro sitio de trabajo? ¿Los compañer@s sonríen por que se alegran de vernos? O tal vez sea lo contrario. Sea como sea, tienes la oportunidad de evaluarlo y decidirte por algo: Reflejar el amor de Dios para quienes te rodean. Lo que hagas, hablará de tu corazón. Cuando a Jesús le preguntaron por la preocupación de reconocer a quien enseñaba la verdad, el contestó: “Por sus frutos los conoceréis” ¿Qué acciones tomarás para mostrar lo que eres?

* Cita para meditar.

Eclesiastés 9:10: Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño; porque en el *sepulcro, adonde te diriges, no hay trabajo ni planes ni conocimiento ni sabiduría”