Inicio Noticias Cinco planetas ‘desfilan’ a simple vista en el cielo nocturno

Cinco planetas ‘desfilan’ a simple vista en el cielo nocturno

Compartir
Por una conjunción celeste, los planetas, desde Mercurio a Saturno, se podrán ver a la vez y a simple vista desde la Tierra, hasta el 20 de febrero • Expertos explican el fenómeno.


Diez años pasaron para que  Mercurio, Venus, Saturno, Marte y Júpiter volvieran a ‘desfilar’ juntos en el cielo nocturno que se aprecia desde la Tierra, tal como sucede por estos días. Los cinco planetas coincidieron en una conjunción que se puede ver a simple vista hasta el 20 de febrero.

El momento ideal para apreciarlos alineados sucede 45 minutos antes del amanecer, porque antes Mercurio se encuentra demasiado bajo, y a las 5 de la mañana ya todos los planetas estarán dispuestos, justo antes de que el cielo comience a clarear y la luz del Sol deslumbre la escena.

“Es la mejor oportunidad para tener clara la diferencia entre un planeta y una estrella”, afirma Milthon Alvarado, ingeniero físico de la Universidad Nacional, para quien esta especie de alineación resulta interesante, poco común pero fácil de ver, y acerca los planetas a las personas, que generalmente los sienten lejanos.

Estrellas y planetas

La noche está estrellada y titilan, azules, los astros a lo lejos. En este fragmento del poema de Neruda podemos encontrar la clave para disfrutar de la conjunción astronómica –nombre que recibe el fenómeno celeste–: las estrellas titilan; los planetas, no. Estos últimos brillan con una luz fija.

Jorge Salazar, del Grupo de Astronomía Apolo, señala que para iniciar la búsqueda en el cielo se debe mirar hacia el punto desde donde sale el Sol y ubicar allí a Venus, el más brillante.

“Venus que es el planeta que más destaca debido a su cercanía al Sol. Recordemos que su nombre proviene de la diosa romana del amor y la belleza”, comenta.

Marte se distinguirá con su tono rojizo, aunque Alvarado advierte que no es la única luz de esa tonalidad en el horizonte, pero se diferencia porque no parpadea.

Júpiter brilla, pero menos que Venus. Saturno, por su parte, tiene una tonalidad un poco anaranjada y de una luminocidad tenue. A la escena se suma Mercurio. Todos observables a simple vista o con binoculares.

Los expertos en astronomía explican que la conjunción es algo natural por la trayectoria de estos cuerpos celestes, tal como lo describe Orlando Méndez, director del Planetario Nacional.

“Los planetas, en su movimiento alrededor del Sol, giran todos casi en un mismo plano, conocido como plano de la Eclíptica, lo que hace que los veamos desplazarse en el firmamento de forma alineada”.

COLPRENSA