Inicio Sociedad Un dolor de cabeza que resultó letal: el video del último adiós...

Un dolor de cabeza que resultó letal: el video del último adiós de la perra Mollie a su joven amo conmueve a Estados Unidos

Cuando Ryan Jessen fue desahuciado, su familia pidió autorización al hospital para que su mascota pudiera despedirlo

Compartir

El mes pasado, Ryan Jessen, un saludable joven de 33 años de California, comenzó con dolores de cabeza. Pensó que tenía migrañas. Fue a consultar un médico y descubrieron que tenía una hemorragia cerebral ventricular. Fue internado de urgencia pero no se recuperó.

Su familiares pasaron sus últimos días junto a su cama, pero cuando Ryan fue desahuciado por los médicos pensaron que alguien más necesitaba de despedirse de él. Así fue que pidieron una autorización especial para que su perra boxer, Mollie, pudiese ingresar al área de terapia intensiva para un último adiós de su amo.

La madre de Ryan, en la despedida de su hijo
La madre de Ryan, en la despedida de su hijo

Su hermana grabó el video de la despedida de Mollie a Ryan en el hospital y los subió a su página de Facebook con el siguiente mensaje:

“El Hospital hizo la cosa más dulce para nosotros y nos permitió llevar a la perra de mi hermano para que se despidiese de él así ella podría saber por qué su humano nunca volvería a casa. Si conocieron a mi hermano, saben que él realmente amaba a esta dulce perra”.

El emocionante video de la despedida de Mollie a Ryan en su cama del hospital se volvió viral y ya lleva casi 10 millones de reproducciones.

Michelle Jessen contó que los médicos piensan que la hemorragia cerebral de su hermano se debió a la alta presión sanguínea y especulan que su consumo frecuente de bebidas energizantes puede haber contribuido.

Ryan falleció el 30 de noviembre y sus familiares decidieron donar su órganos. Una joven de 17 añs recibió su corazón.

“No se preocupen por Mollie. Nos la quedamos. ¡Ella es parte de la familia!”, contó Michelle, ante la pregunta de muchos de qué haría con la perra. Aunque por ahora Mollie pasas sus horas tratando de superar su tristeza acurrucada en un rincón de su casa, como se ve en la última foto que posteó.