Inicio General Oficiales peruanos colaboran en búsqueda de secuestrados del sur de Bolívar

Oficiales peruanos colaboran en búsqueda de secuestrados del sur de Bolívar

Compartir

secuestradosperu


El gobierno peruano designó a dos oficiales para que colaboren, junto con las autoridades colombianas, en la búsqueda de los dos peruanos secuestrados el pasado viernes por la guerrilla del ELN.

 

Al sur de Bolívar llegaron los coroneles de la Policía peruana Eduardo Solís y Walter Salazar Sánchez, que luego de conocer la situación en la zona, recibieron un parte oficial sobre el avance de las operaciones de búsqueda que adelanta el Gaula de la Policía y el Ejército Nacional.

Según fuentes de la Policía, los investigadores colombianos también le dieron a conocer a los peruanos las identidades de los supuestos secuestradores, entre los que se encuentra un cabecilla que participó en el secuestro de un avión.

Además fueron alertados sobre los operativos que realizará la Fuerza Pública en búsqueda de la liberación de los cautivos, entre los que se encuentran dos geólogos peruanos, un ciudadano canadiense y dos colombianos.

Los oficiales del vecino país estarán en la zona hasta el próximo dos de febrero por lo que se tiene previsto que el rescate se realice antes de esa fecha, confirmaron fuentes del Gaula.

El pasado viernes en la madrugada, el ELN secuestró al canadiense Jernoc Wobert, a los peruanos José Mamani y Javier Ochoa, y a los colombianos William Batista y Manuel Zabaleta.

Los plagiados trabajan para la minera Geo Explorer que tiene capital colombiano y participación canadiense y desarrollaban operaciones en Norosí, en zona rural del departamento de Bolívar.

El presidente Juan Manuel Santos confirmó el domingo que las autoridades capturaron a tres personas, entre ellas dos menores de edad, que supuestamente participaron en el secuestro y anunció que las fuerzas de seguridad van “con perseverancia detrás del grupo” de guerrilleros.

Las autoridades han ofrecido una recompensa de hasta cien millones de pesos por informaciones que permitan la ubicación de los secuestrados.

Fuente: El Espectador.