Inicio General Murió el zar de las esmeraldas Víctor Carranza

Murió el zar de las esmeraldas Víctor Carranza

Compartir

carranza-grande


El llamado “zar de las esmeraldas”, Víctor Carranza, falleció hoy como consecuencia de un cáncer terminal de pulmón y de próstata.

 

Carranza dejó existir en la Clinica Fundación Santa Fe de Bogotá, en la cual habia sido recluido hace varios días.

Recientemente habitantes de la zona esmeraldífera de Boyacá expresaron sus temores de que con la desaparición de Carranza se desatara nuevamente la llamada “guerra verde”, pues precisamente Carranza fue promotor de un pacto de paz que frenó el gran derramamiento de sangre que por muchos años sufrió el sector.

Carranza nació en Guateque, Boyacá, el 8 de octubre de 1935.

Comenzó trabajando en su juventud como minero, al pasar los años comenzó a explorar en busca de vetas de esmeralda, a principios de los años 90 obtuvo el monopolio de la explotación de la esmeralda en Boyacá.

Estudió según dicen hasta tercero de primaria y desde los 9 años de edad ya negociaba con esmeraldas. En 1954 inició la explotación de minas en San Juan, Boyacá; en 1956 pasó a Buenavista y en 1959 excavó en Peñas Blancas.

La buena suerte siempre lo acompañaba. “Por donde pasa Víctor sale una gema”, decían sus compañeros.

Carranza se consolidó como líder del sector esmeraldero en Colombia, y como tal se le llamó “el zar de las esmeraldas”.

A mediados de 1990, consolidó su imperio con la firma Tecminas que es hoy por hoy la comercializadora de esmeraldas más grande del país.

Entre sus más valiosas propiedades figuran Fura y Tena, las dos esmeraldas más grandes descubiertas en Colombia y en el mundo.

Fueron y siguen siendo el secreto mejor guardado en Colombia. Según se afirma son tan grandes, hermosas y poderosas, que las dos suman casi 15 mil quilates de profundo verde fulgor y en cuanto a su precio, sólo se puede decir que no se sabe y que sólo se puede tasar en millones de dólares.

“Fura” es de once mil quilates (alrededor de cinco libras) y “Tena”, algo similar, es la esmeralda más valiosa del mundo.

A Carranza se le asoció con el paramilitarismo y se le acusó de eliminar a sus competidores en la denominada “Guerra verde”, entre ellos su paisano y capo del cartel de la droga Gonzalo Rodríguez Gacha.