Inicio General Banda criminal colombiana reclutaba a embarazadas para vender droga puerta a puerta

Banda criminal colombiana reclutaba a embarazadas para vender droga puerta a puerta

Compartir

La Policía de Tolima descubrió esa modalidad con la desmantelación del grupo delincuencial Los Caracolí, encabezado por mujeres.



A raíz de la captura de 13 personas que hacían parte de la banda delincuencial Los Caracolí, dedicada al narcotráfico, la Policía de Tolima y la Fiscalía descubrieron que los criminales estaban reclutando mujeres en estado de embarazo para vender los estupefacientes sin levantar sospechas de las autoridades.

Además de ventas ambulantes y, en las llamadas ollas de distintos municipios al sur del departamento, con especial presencia en Ortega, la banda conformada principalmente por mujeres comercializaba los estupefacientes puerta a puerta a través de pedidos.

Para no llamar la atención de las autoridades, contrataba a mujeres de todas las edades, de escasos recursos y en estado de gestación para la última modalidad de microtráfico. De hecho, entre los detenidos por las autoridades, seis corresponden a mujeres, algunas de ellas embarazadas.

Así lo informó el coronel Rodolfo Carrero, comandante de la Policía en Tolima, quien aseguró que bajo esas ventas puerta a puerta la banda, que delinquía desde 2017, pudo expandirse sin ser detectada y obtener ingresos mensuales de aproximadamente 22 mil dólares.

“Aprovechando este estado evitaban los controles de las autoridades y se dedicaba a llevar a domicilios los estupefacientes y en algunos momentos los distribuían en sus residencias”, explicó el coronel Carreño,

Pero gracias a denuncias ciudadanas, la Policía inició un seguimiento que después de ocho meses dio con la desmantelación de Los Caracolí, pues entre los detenidos está alias “Laura”, quien sería la cabecilla y coordinadora del negocio, y quien gozaba del beneficio de casa por cárcel.

Junto a ella también cayó alias “Estela”, almacenista y encargada de las finanzas de la banda. Y alias “Angie”, que era la que distribuía pequeñas dosis de las drogas en áreas cercanas a colegios de los distintos municipios. La distribución en plazas de mercado, en locales comerciales como licoreras y en algunos barrios la hacían a través de jíbaros.

El operativo de captura se dio en un allanamiento de varias viviendas y negocios donde fueron encontradas 10 personas e incautadas tres escopetas, siete celulares, dos motocicletas y tres grameras. Los otros tres detenidos fueron encontrados en flagrancia.

Las autoridades también decomisaron 330 gramos de marihuana (700 dosis), 13 gramos de bazuco (266 dosis), 100 bolsas y 465 mil pesos (146 dólares) en efectivo producto de las ventas de los alucinógenos.

Los capturados serán imputados por delitos de concierto para delinquir en concurso con tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Con información de Infobae y RCN Radio