Inicio Locales La saqueada gobernación de Quindío

La saqueada gobernación de Quindío

El gobierno entrante encontró una sede desvalijada, los computadores no tenían información y las bases de datos son pocas. No hubo reuniones de empalme.

Compartir

La Gobernación del Quindío, que en los últimos años ha estado envuelta en denuncias de corrupción, fue entregada por el gobierno saliente en estado lamentable al entrante gobernador Carlos Eduardo Osorio. La prensa local le dio ya un nombre al tema: “Desvalijaron las gobernación”. La información circuló semanas después de un candente debate en el que se vieron involucrados algunos diputados, antiguos aliados de la exgobernadora Sandra Paola Hurtado Palacio. No faltó quien calificó las ordenanzas como un golpe a la autonomía financiera del gobierno de Osorio.


Una fuente cercana al nuevo gobierno le dijo a Semana.com que los nuevos funcionarios no encontraron información en los computadores y que muchos de ellos ni siquiera servían, “las bases de datos son inexistentes y ni siquiera hubo reuniones de empalme, y como si fuera poco tenemos un lío con el presupuesto, ya que todo lo tiene amarrado la Asamblea”.

Luego de su salida de la gobernación del Quindío, Sandra Hurtado, una de las escuderas del vicepresidente Germán Vargas Lleras en el Eje Cafetero, no la ha tenido fácil. Con la derrota en las urnas de la candidata Sandra Gómez –quien al principio de la campaña utilizó las mismas estrategias publicitarias empleadas por Hurtado cuando fue aspirante– la exgobernadora del Quindío ha sido blanco de fuertes señalamientos de la prensa regional y de distintos líderes de opinión. El más reciente fue el columnista de El Espectador Ramiro Bejarano, quien en su cuenta de Twitter calificó de siniestro el eje conformado por Hurtado Palacio, por Gómez –elegida contralora departamental a pesar de la oposición de sectores de la ciudadanía quindiana– y por el director de la CRQ, John James Fernández, cuyo nombramiento fue anulado por la Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Quinta del Consejo de Estado, pese a lo que, días antes de las pasados comicios, fue reelegido.

Bejarano no ha sido el único en cuestionar a Sandra Hurtado. La senadora por la Alianza Verde, Claudia López, ha criticado en numerosas ocasiones los nexos de Hurtado con César Augusto Pareja, conocido en Armenia con el apodo de Toto. López no ve con buenos ojos el origen de la fortuna de Pareja. En una muy difundida entrevista radial la senadora manifestó su consternación ante la lentitud de las investigaciones que adelanta la Fiscalía sobre Pareja, y es que en la capital quindiana es un secreto a voces, dijo una fuente a Semana.com, los nexos de “Toto” con grupos delincuenciales del norte del Valle.

La Procuraduría general de la Nación abrió pliegos de cargos contra Hurtado por posibles hechos irregulares relacionados con una reunión extraordinaria de la junta directiva del Hospital La Misericordia, de Calarcá, donde se habrían adoptado decisiones para el ente hospitalario, al parecer, sin el cumplimiento de los requisitos legales para su realización. También tiene abierto un proceso en el Ministerio Público por presunta indebida participación política a favor del presidente Juan Manuel Santos.