Inicio Centro America Carteles de El Golfo y Los Zetas estarían detrás de atentado en...

Carteles de El Golfo y Los Zetas estarían detrás de atentado en México

Compartir

Monterrey, el principal centro industrial de México, amaneció este viernes sobrecogido por el atentado que convirtió un casino de juego en un infierno en el que perdieron la vida 52 personas, de ellas 32 mujeres, según datos oficiales.


Hasta el momento 39 de las víctimas han sido plenamente identificadas y los restos de 15 de ellas entregados ya a sus parientes, en medio de muestras de dolor e indignación por lo ocurrido este jueves en el Casino Royale. En solo dos minutos y 32 segundos y a plena luz del día, según muestra un video de seguridad, un grupo de delincuentes -“terroristas” los llamó este viernes el presidente Felipe Calderón- sacó unos garrafones con combustible y prendió fuego al establecimiento, ubicado frente a una congestionada avenida.

 

La urbe, de casi 4,6 millones, ha sido conocida durante décadas por su pujanza económica y por ser sede de grandes grupos industriales como Alfa, Cemex, Femsa o Vitro, pero desde hace años sufre un preocupante aumento de la violencia criminal, como demuestran los 828 homicidios de 2010 y los más de 1.250 de lo que va de año.

Detrás de esta escalada están carteles del Golfo y Los Zetas que se disputan el control de la ciudad, formada por nueve municipios. Comisarías de policía y dependencias públicas han sido objeto de atentados, al igual que bares y casinos.

Veintiuna personas perdieron la vida el mes pasado en un atentado contra el bar El Sabino Gordo, que prácticamente acabó con la ya decaída vida nocturna de la ciudad, pero hasta ahora el peor ha sido el atentado de ayer contra el Casino Royale, en el barrio de San Jerónimo, de la capital de Nuevo León.

“Este no es un hecho aislado. Lamentablemente Nuevo León, como muchos otros lugares del país, sufre de la violencia extrema promovida y realizada por grupos criminales”, declaró el gobernador del estado, Rodrigo Medina, en una rueda de prensa.

Consciente del dolor de la ciudadanía, Medina pidió a la gente “mantener la calma” y “estar más unidos que nunca frente a la amenaza que representan” los grupos de delincuentes. “Ante esta tragedia colectiva convocamos a los nuevoleoneses a la unidad porque esa unidad nos hará fuertes y hará fuertes a las instituciones y a la ley”, apuntó. La prioridad, dijo, es “la atención a las familias, el esclarecimiento de lo ocurrido y el castigo y captura de los responsables con el máximo rigor que la ley nos permite”, indicó.

En declaraciones a Efe, la ciudadana Melva Frutos explicó este viernes que en su oficina, de diseño gráfico, todo eran “caras largas” en un “ambiente de tristeza, desasosiego, queriendo llevar la rutina, pero con pesadumbre”.

“Todo el mundo lo está comentando”, dijo la joven, quien abiertamente manifestó un sentimiento de rabia contra los autores de la masacre. Otra sensación que se percibe en la urbe es la de “indignación contra las autoridades por permitir que en los últimos dos años Monterrey no tenga paz”, señaló.

Las inmediaciones del Casino Royale permanecían este viernes acordonadas, pero en pocas horas se prevé que se levante el cerco y haya manifestaciones de duelo con velas y coronas de flores en recuerdo de los fallecidos y de sus deudos. Por el momento se sabe que en el ataque han perecido muchas mujeres, el público que más frecuentaba el centro de juegos de azar a la hora en que ocurrieron los hechos. Además, en Nuevo León se ha abierto ya el debate sobre qué hacer con los 55 casinos que existen el estado, que lo convierten en el que más establecimientos de este tipo tiene en el país.

A estos locales ya les han salido numerosos detractores, como el alcalde de San Pedro Garza, Mauricio Fernández, quien ve en ellos parte de un problema profundo en la sociedad de Nuevo León, tradicionalmente muy trabajadora. “Los casinos están minando el espíritu de trabajo y de ahorro de los regiomontanos (naturales de Nuevo León)”, señaló Fernández, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), un político muy comprometido en la lucha contra el crimen organizado.

Por: Información de EFE