Inicio Deportes ¡Histórico! Caciques del Quindío es el Campeón del Microfútbol colombiano

¡Histórico! Caciques del Quindío es el Campeón del Microfútbol colombiano

Compartir

El quinteto cafetero disputó una nueva final en el Microfútbol Profesional en Colombia, en esta ocasión pudo derrotar a un exigente elenco bogotano que venía de ganarle 5-3 en Calarcá. La casta la sacó en Bogotá y presionó a los penales para quedarse con el trofeo de campeón.



Ángeles no pudo arrebatarle el título a Caciques que tras su tercera final no podía perder la oportunidad de levantar el trofeo como mejor equipo en el Microfútbol Profesional en Colombia. El equipo capitalino timoneado por Jhon Pinilla, perdió por penales y se fue incrédulo.

El coliseo Cayetano Cañizares de Bogotá lució frío, sin público y anunciando lo difícil que sería para el quinteto cafetero conquistar la victoria en tierra ajena. De frente, un equipo sin muchos antecedentes, Ángeles que disputaba su primera final.

Sobre las 7:14 de la noche rodó la pelota en el escenario deportivo, Caciques abrió la gran final de la X Copa de Microfútbol, y los corazones empezaron a latir más fuerte. Azules y amarillos esperaron, jugaron a esa intención de ver qué hacía el adversario.

Marcos Cuadros, técnico de Ángeles dio esa orientación, mientras César Pineda, técnico de Caciques pidió a sus jugadores no salir con ansiedad, sino con la serenidad necesaria para leer bien el cotejo.

En el coliseo se escuchaba el eco de las voces de los protagonistas, esto propiciado por la sanción que recibió la plaza después del partido de semifinal en el esta copa, que le impidió poder disputar la conclusión del torneo sin asistencia.

Sobre los 4 minutos llegó la primera ocasión clara de gol, donde Diego Moreno tuvo que salir a achicar para evitar que el bogotano abriera la cuenta.

Caciques referenció bien Jhon Pinilla, el goleador del equipo que supo cómo safarse de los rivales en los primeros minutos.

Caciqques respondió sobre los 7 minutos, demostrando su intención de jugarle sin temores al equipo capitalino, pero tuvo que despertar Ángeles y llegar una vez más al pórtico de Moreno, un zapatazo de Diego Abril dejó la pelota en el travesaño.

La dinámica de Ángeles cambió respecto a los primeros segundos, fue más ofensivo y esto le permitió a Diego Moreno mostrar sus condiciones como arquero. Esto mientras Sebastián Rentería y Felipe Tangarife intentaron responder.

En el banco Ángeles tenía a William Estupiñán, carta de lujo para ingresar en cualquier momento, y así fue sobre los 9 ingresó para generarle mayor volumen de juego al local, con estas modificaciones se acomodó al partido el ganador parcial de la final.

A los 14 minutos respondió Marcos Colina, el venezolano que no aguantó el dominio de Ángeles y pidió que apareciera Carlos Santofimio en el partido, el cuidapalos lo hizo, envió el remate a tiro de esquina.

La visita se levantó en ánimo y desde los 14 minutos le hizo un mejor partido, buscando sumar en el arco para no distanciarse tanto del título en la tercera final que disputó sin conocer la victoria. Kevin Pineda buscó hacer de su estatura una ventaja, pero sus ex compañeros de Ángeles ya lo tienen referenciado, por lo que no les fue difícil incomodarlo en sus propósitos.

Sobre los 16 minutos una falta le dio la oportunidad a Kevin Pineda por marcar, pero ni este ni Sebastián Rentería pudieron concretar la opción, la pelota se trabó en los pies de un jugador rival.

Sin mayores emociones terminó el primer tiempo entre cundinamarqueses y quindianos, dejando una tarea mayor para el técnico César Pineda, leer mejor el partido

SEGUNDO TIEMPO

Con la necesidad clara para la visita se dio inicio al segundo tiempo, y con la tranquilidad para el dueño de casa que no vio cómo exigirse ante un renovado equipo de Caciques que con sangre nueva en su titular, tuvo que respetar mucho al amarillo.

Caciques buscó como hacer contrapeso al nivel expuesto por Diego Abril y Jhon Pinilla, sin lograrlo. La jerarquía, la experiencia y la madurez de sus jugadores lucieron en la noche bogotana para permitir aumentar la cuenta sobre lo cuatro minutos del complementario, fue precisamente Jhon Pinilla el responsable de orquestar la anotación de loca para un global 6-3 parcial, y 1-0 en la final ida.

Preocupación para los cafeteros que vieron desvanecer nuevamente la ilusión de campeonato, justamente contra un elenco bogotano. Caciques respondió con más fuerza que dinámica de juego, dejando en evidencia que no quería perder una tercera final en el Microfútbol nacional.

A los 12 minutos Marcos Colina tomó aire y en una jugada individual sacó en ángulo para rematar de pierna izquierda para empatar 1-1, gol que necesitaba el partido para generar otro ambiente en el Cayetano Cañizares.

La paridad le entregó una esperanza sobre el final a la divisa azul que se fue arriba para hacer un cotejo más aguerrido, los minutos más intensos del partidos se vivieron después de los 15 del final que fue cuando pisó el acelerador el calarqueño.

Caciques no perdió la esperanza, rotó a sus hombres hasta el último minuto y forzó a que Ángeles se acumulara faltando apenas 43 segundos para culminar el partido. Quien tomó la pelota con categoría fue Marcos Colina, el zurdo de oro que siendo del vecino país, se vistió de quindiano y le pegó con la vida a esa pelota. 2-1 y se igualó en puntos la gran final. 1 para Ángeles que ganó en Calarcá, 1 para Caciques que ganó en Bogotá.

PENALES

Ángeles (X) (X) (X)

Caciques (X) (X) (gol)

Fuente: http://semillerosdeportivos.com