Inicio Futbol Internacional Millonarios, vivo de puro milagro

Millonarios, vivo de puro milagro

Compartir

11l08jt


Millonarios le ganó con lo justo, 2-1, al San José de Bolivia y sumó sus primeros tres puntos.

El club embajador logró su primera victoria en la Copa Libertadores de 2013 y tendrá que ir a ganar a Bolivia, el jueves 14 de marzo, para seguir soñando con avanzar a la segunda ronda.

 

Era un partido para ganar con comodidad. Para golear y dejar felices a los hinchas. Un juego para tomarse confianza y demostrar que hay fútbol para pelear en la Copa Libertadores y en el torneo local.

Pero Millonarios, como ha sido su costumbre en los últimos tiempos, se impuso con lo justo y sufrió más de lo esperado, ante un San José que lo complicó cada vez que se decidió a atacar.

El equipo de Hernán Torres comenzó confundido y sin ideas, mientras su rival se paró bien atrás y no le dio espacios. De hecho, la primera jugada de peligro la generó el boliviano Diego Cabrera, a quien el arquero Luis Delgado le ganó en el mano a mano.

Pero Millos apretó y en dos minutos desequilibró. Primero Freddy Montero estrelló un remate en el palo y luego el arquero Carlos Lampe sacó un tiro de Wason Rentería. Después, tras un tiro de esquina ejecutado por Máyer Candelo, Pedro Franco, con un potente cabezazo, abrió el marcador.

De ahí en adelante fue un monólogo azul. Los locales manejaron la pelota y dominaron a su antojo, pero no liquidaron el juego a pesar de haber generado tres o cuatro opciones claras para anotar.

Y antes del descanso llegó el empate visitante. Cabrera ganó un balón por el costado derecho y habilitó a Carlos Saucedo, quien amagó dos veces, dejó tirados en el piso al arquero y a cuatro defensas, y definió con calidad.

Y cuando se esperaba que Millonarios arrollara a su rival, la ansiedad se apoderó de los jugadores, que tuvieron una desastrosa actuación en el complemento. Imprecisos, no generaron sino un par de opciones y convirtieron en figura al golero boliviano.

La desesperación se tomó también a los 22 mil hinchas que llegaron a El Campín, quienes protestaron como nunca las modificaciones del técnico Torres, quien sacó a Montero y dejó en el campo a Rentería.

Pero el tiempo le dio la razón. Minutos después, luego de una buena combinación entre Candelo y Yúber Asprilla, Wason anotó el segundo y le devolvió la vida al equipo embajador, que con el empate se despedía de la Copa Libertadores.

La tarea para clasificar, sin embargo, todavía no está hecha. El jueves de la próxima semana Millonarios tendrá que ir a ganar a Bolivia, para seguir metido en la pelea y luego recibir a Corinthians, que hoy enfrenta a los Xolos de Tijuana, en México.

“En el primer tiempo hicimos todo, pero no la metimos. Me dejó tranquilo que generamos muchas opciones, pero tenemos que ser más prácticos y serios. Eso lo tenemos que corregir si queremos ganar en Oruro”, señaló Hernán Torres al final del compromiso.

Fuente: El Espectador